El viaje que los parió

El Viejo inventó un colegio para irse a un viaje de egresados, se emocionó cuando en Paraná la gente sabía sus canciones, armó un acústico por twitter en la playa y fue a Malvinas para recorrer con excombatientes sus puestos de combate. “Ni tan tarde (no por mucho madrugar)” es el nuevo disco de La Perra que los Parió. Acá hay un viaje: ponete la mochila.

En bondi. En Tren. En subte. En lo que se pueda. Con monedas. Llegando al -10 de la tarjeta. Chamuyando un $1,60. Sólo con la cabeza. Volando. También con la cabeza. Todos viajamos. Todo el tiempo. Apretados. Cómodos. Muy apretados. En dirección opuesta. En furgón. En bici. Caminando. A veces, solamente con pasaje de ida. Esos viajes, cambian todo. Te calzas la mochila y te subís a tu propio camino.

El Viejo llega en auto. Hace tiempo que no le dicen muy seguido Nahuel Cruz Amarilla al cantante de La Perra que los Parió. No encuentra lugar para estacionar y lo deja en un lavadero, no importa que al otro día este pronosticado lluvia. En la mano trae las llaves, un dvd y varios folletos que anuncian el lanzamiento del nuevo disco de la banda: “Ni tan tarde (no por mucho madrugar)”, faltan algunos días para el 15 de Septiembre pero ya se palpita la fecha en Vorterix. “El Viajero” fue el tema adelanto de lo que se viene. El viejo, que hoy llega en auto, ya se subió a muchos medios transitando su camino.

IMG_9055¿Cuál fue el primer viaje que recordas?
– El primer lugar que me acuerdo fue Córdoba, con mi familia, no con amigos. En general, cuando yo era chico, no nos íbamos mucho de vacaciones hasta que tuve diez años más o menos que fuimos y me quedó por ser algo nuevo, por viajar, por irme de vacaciones.

– ¿Cuándo hiciste vacaciones sólo, volviste a Córdoba?
– No, ¿sabes qué? En un viaje de egresados mentiroso me fui a Bariloche. Me fui de vacaciones con todas chicas, eran dos colegios de chicas y tres amigos.

– ¿Fueron como coordinadores?
– No, teníamos un amigo que vendía viaje de egresados y se lo compramos como un favor. Yo tenía 20 años, creo. Compramos el viaje de egresados entre todos los amigos que éramos como diez como un favor para que empezara a vender. Inventamos un nombre de un colegio, no sé si hoy se podría hacer, no sé la verdad cómo se hizo eso. De diez fuimos tres al final, porque todos fueron abandonando. Tres amigos de viaje de egresados, bajo un nombre de un colegio inexistente, a Bariloche, con dos colegios de mujeres.

Al colegio le pusieron un nombre que terminaba con High School. No lo recuerda completo, pero sí recuerda que fue tremendo. Era un comienzo, de esos viajes para el recuerdo. Iban a llegar muchos más. La primera gira costera con la banda, en el año 2009, tuvo la misma magia, pero fue mucho más bisagra en su vida. De ahí salió “La suerte la fabricas vos”, tercer disco de la banda, mientras recorrían de punta a punta la costa Argentina en un micro. Marcaba un viaje que empezaba a no tener retorno.

– Si la banda es un viaje en si misma, ¿qué no puede faltar en la valija?
– Obviamente no puede faltar ni la guitarra, ni música. No puede faltar mate. Estoy intentando conectarme un poco más profundo, pero pasa que cuando yo me voy de viaje lo que me importa es música, guitarra y nada más.

– ¿Usás mochila diariamente?
– Sí.

– ¿Y en la mochila qué tenés?
– En la mochila tengo cualquier porquería. Tengo libros, bueno, un libro tampoco puede faltar. Tengo anotaciones de canciones, yo tengo un cuaderno con apuntes, con cosas. Se me llena de eso la mochila siempre, algo para leer, música que tengo siempre en el celular o en algún pendrive. Igual la mochila siempre se hace una carga, después digo: “¿Qué tengo acá adentro?”. Termina siendo pesada, empezás a revisar y sacas cualquier porquería, lo indispensable por ahí te entra en una bolsa, en una bolsita chiquita.

– ¿El cuaderno de las anotaciones lo llevas a todos lados?
– Generalmente, sí. Cuando salen cosas escribo, anoto, todo lo que se me ocurre está ahí. Después cuando estás haciendo una canción, estás escribiendo, vas ahí, encontrás recursos, releés. Son cosas que por ahí vos escribís y decís: “Esto es una porquería”, pero lo dejas ahí y queda. Al tiempo lo volvés a leer y está bueno.

– ¿Esta valija que armás hoy es la misma que armabas cuando arrancaron?
– No, ni a palos. Cambió la música que escuchamos. Se sumó, mejor dicho. En el momento que arrancó la banda estaba abocado a escuchar más candombe, estaba a pleno con la música uruguaya vieja. Hoy tendría discos más rock, más bandas de rock. Por ahí, si bien los escuchaba en ese momento, habría más Redondos, más Soda, más bandas de afuera.

– Aparte de la música, ¿qué más cambió de la valija?
– La ropa también cambió a full. El peinado. En la valija no puede faltar la maquinita para cortarme el pelo porque una vez por semana le tengo que dar. Es contraproducente, pero una notebook tampoco podría faltar porque hoy día con las redes sociales y todas las movidas uno está como enviciado.

IMG_9014-¿Contraproducente por qué?
– Porque estás todo el tiempo metido en esa garcha de internet. Yo le doy mucho uso, le quiero dar menos. A la banda le sirve, pero a mí no me sirve tanto. A veces, me sumerjo demasiado en todo eso. Me limo un poco. Definitivamente no llevaría el celular, lo dejaría.

– En un principio, ¿lo llevabas?
– Lo llevo siempre, pero pasa que estoy queriendo despojarme de las cosas que te tienen atado a la tecnología porque a mí me lima bastante.

– ¿Entonces sacamos el celular y dejamos la computadora?
– La computadora porque no suena, no te está llamando. El celular te suena a cada rato, también lo podes apagar pero es como que estás tentado a agarrarlo. Cuando me fui a Malvinas, que no tenía señal en el teléfono, fueron los mejores ocho días de mi vida. Te conectás otra vez con la gente, vivís más.

Malvinas fue una parada estratégica en este recorrido. Para la banda, pero principalmente para El Viejo que fue quien viajó. Desde hacía quince años tenía la canción “Trae el viento la voz”, que también forma parte del nuevo disco, bocetada seguramente en algún cuaderno de anotaciones como los que sigue usando. Estaba inconclusa hasta que la resucitó y la terminaron con la banda. Después surgió el viaje. Allá conoció excombatientes con los que compartió la filmación del video del tema y a quienes acompañó en la búsqueda de sus puestos de combate. “Tomo como enseñanza que cualquier cosa vieja que tengas ahí guardada sirve para adaptar a la banda”, dice. Unos renglones atrás decía “Vivís más”, la clave parece ser seguir dándole vida al motor que empuja el camino.

– ¿Pensaste que con la banda sacaban boleto hasta Malvinas?
– Nunca se me ocurrió llegar a hacer esa movida, ni a palos. Cuando arrancamos yo no pensaba ni siquiera llegar hasta Santa Fe, pero hoy en día se están generando un montón de cosas que están buenas y hacen que la música llegue a todos lados. A mí siempre me flasheó el tema de llevar la música a otro lado, a otras ciudades. Pero como que uno al principio no sé si no cree que pueda suceder, pero lo ve lejano. Después cuando se empieza a dar como que empezás a flashear y a decir ‘qué bueno que esto llegue acá’. El año pasado fuimos a Tierra del Fuego, por ejemplo, a tocar y había gente que conocía la banda. Está buenísimo, tan lejos. Esos viajes uno no espera que vengan gracias a la banda.

– ¿Te acordas la primera vez que viajaste y la gente se sabía los temas en algún lugar donde nunca habían estado?
– Paraná fue uno de los primeros lugares que fuimos fuera de Buenos Aires y me impactó bastante. Paraná y Mar del Plata, por ejemplo, son dos ciudades que hay mucha movida de la banda, que llegamos y hay gente que conoce las canciones, las canta, vive ahí y las fue conociendo por boca a boca. A mí me impactó mucho. Una vez en Mar del Plata, el mismo año que fuimos a Paraná, yo estaba de vacaciones, haciendo notas a la vez, y se me ocurrió tirar por twitter hacer una juntada en la playa, para hinchar las pelotas, un acústico. Yo pensé que iban a venir cinco personas y vinieron cuarenta personas por la movida de twitter. Fue algo que se me ocurrió una hora antes y esas cosas a mí me impactan. Que haya tanta movida a través de las redes y sin haber hecho casi nada a nivel difusión masiva y que haya gente que conozca la banda por el boca a boca está bueno.

Un tweet, la letra de un tema, la presencia en un festival, todo toma dimensiones cada vez más grandes. “Tenés que tener cuidado con lo que decís porque a veces tenes que ser consciente de que tenes pibes adelante que muchos son de 16, 17 años que están formando sus ideas. Si vos tiras pelotudeces hay muchos que toman como referentes a los músicos de rock y a veces puede ser peligroso lo que decís”.

El micro de La Perra Que los Parió se sigue agigantando, ya no son sólo El Viejo junto a Juanchi en guitarra, Mati en bajo y coros y “El vos” en batería. En el viaje compartido el nombre de la banda se multiplica en banderas, remeras, gritos, redes sociales y hasta tatuajes.

– Esas cosas como los tatuajes a mí me dejan sin palabras, uno no toma magnitud de algunas cosas o de la responsabilidad que te carga que hay gente que se tatúa una frase escrita por vos o por cualquiera de los chicos en cualquier parte del cuerpo y está zarpado. Son cosas nuevas a pesar de todo para nosotros, está bueno y te sentís en deuda eterna con esas personas. Es una responsabilidad para cualquier banda a la que le pase eso porque no querés fallar en nada, querés seguir siempre la línea que esas personas idealizan de lo que tiene que ser la banda

“Con ese par de zapatillas que si hablaran, de los kilómetros que tuvo que correr…”
(El Viajero)

Violencia Institucional

Vámonos de Casa se despidió de RadioLK con una mesa de discusión sobre violencia institucional. Asistieron integrantes de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) y de la Coordinadora contra la Represión Policia e Institucional (Correpi). El debate de hoy y de ayer, los discursos y políticas públicas al respecto. No te quedes sin escuchar y reflexionar sobre este tema.

Medio ambiente

Vámonos de Casa, el programa de radio de NosDigital, se sentó a debatir las cuestiones de medio ambiente con dos especialistas: Hernán Schiaffini, asambleísta de Esquel de “No a la Mina”, y Pablo Gabiratti, integrante del colectivo Comunicación Ambiental. No te pierdas esta rica charla sobre los impactos de la mega minería, las fumigaciones y el monocultivo. Conocé las distintas experiencias de lucha contra los grandes capitales extranjeros que ponen en riesgo la vida misma.

Javito Poemuffin

El martes pasado en Un toque en casa recibimos a Javito Poemuffin. Él rapea, pero lo importante es que hace con su música, cuál es su mensaje. Influenciado por artistas como Fidel Nadal, Todos tus muertos y Resistencia Suburbana, te las canta todas casi sin respirar. Hasta se animó a improvisar en el aire de Vámonos de Casa. Escucha la nota, es imperdible.