Vamos las bandas

Crónica de la Primer Jornada de la Ley de la Música, que resume el espíritu de este proyecto ya aprobado y también sus puntos prácticos aún pendientes. De tocar en el subte a grabar un disco, soluciones colectivas a los problemas de siempre.

Es lunes a la tarde, en verano, con calor, con mucho calor, el subte está fastidioso. En el pasillo de baldosas resbalosas que une la combinación de la línea A y la línea C, la gente corre; en realidad camina con actitud de correr. El ritmo no llega al trote pero vamos en zigzag, avanzando por recovecos. Alguien adivina el compás: Pum, pum pum, pumpumpumpuuum, pum.

Un pibe sentado en un cajón peruano cierra los ojos y se entrega a sus manos. Tiene el pelo hecho rodete y una pandereta enganchada a la zapatilla izquierda que acaricia el piso con la precisión relojera del tic-tac.

Un pibe, un cajón peruano y una pandereta producen el momento en que te olvidás de estar arrancando la semana con la musculosa pegada a la espalda.

El señor con traje pasa muy cerca y mira la mochila abierta con pocas monedas. Me imagino una posible conversación: le ofrece un trabajo, un sueldo fijo, aire acondicionado, quizás hasta un traje como el suyo. El pibe dejaría de estar en ese pasillo y ya nadie adivinaría el compás que confunde caminar con correr. ¿El pibe dejaría de estar en ese pasillo?

Vuelve a cerrar los ojos; el cuello mueve a la cabeza que se reclina para atrás, la pandereta provocadora estimula las manos. Debe estar de acuerdo con Nietzsche cuando escribió “Sin la música, la vida sería un error”. Más allá del remo constante, del calor, de las pocas monedas, de las múltiples dificultades.

El señor con traje siguió caminando: él también sabe que el pibe no dejaría de estar en ese pasillo. Me acerco, charlamos y se cae de maduro que sus múltiples dificultades son las que tenemos varios. Lo banco un par de temas, hay un piso necesario de monedas que garantizan el puchero de hoy. Nos levantamos, él se encarga del cajón y yo de la pandereta.

Llegamos.

–          ¿Vienen a la Primer Jornada sobre la Ley de Música? Pasillo al fondo. Escaleras. Segundo piso.

Cristian Aldana, cantante de El otro yo e integrante de la Unión de Músicos Independientes, toma el micrófono en la primera mesa de la Jornada: “Este proceso en el que se llevó adelante la Ley de la Música tiene que ver con romper un montón de barreras que van más allá de subirse a un escenario, tocar la guitarra, editar un disco, distribuirlo, armar una fecha. Hay cosas que se ponen también desde un lugar que tienen que ver con la organización y el trabajo colectivo. Este proceso marca muy fuertemente eso. En la música todavía nunca nos habíamos juntado. Veíamos que los actores ya tenían su instituto, la gente del cine también, que estaban como mucho más organizados. Me acuerdo cuando cerraban algún teatro de ver a todos los actores en la puerta diciendo: este lugar no lo cierran. Eso no lo veía cuando pasaba algo con la música, de golpe se cerraba algún lugar y a nadie le importaba, parecía que todos mirábamos para otro lado. Todos estos procesos sirven para darse cuenta que la única forma de poder mejorar las cosas es juntándose y organizándose”.

Todavía el pibe sentado a mi izquierda mira cada tanto la mochila. Las palabras no le alcanzan del todo, adentro hay pocas monedas y cuando la panza hace ruido no hay micrófono que la tape. Pero escucha “asambleas” y levanta la mirada. Desde los parlantes se cuenta que la organización empezó a tomar forma de mesas de trabajo que buscaban pensar una ley contemplativa con la realidad del músico y su ecosistema ¿Hablarán también del pasillo resbaloso? Siguieron por varios meses los espacios de discusiones en las diferentes mesas, el análisis de leyes de otros países y de leyes de Argentina correspondientes a otras áreas, hasta que fueron llegando los primeros borradores a las manos.

Cristian resume el primer momento de trabajo: “Se utilizó toda esa energía de un montón de músicos que realmente tenemos la necesidad de que exista algo que mejore las condiciones de cómo se hace música en la Argentina. Que se cree un instituto que pueda fomentar la música como pasa con el cine, con el teatro, nos parecía que la música siempre quedaba afuera de todo. En un momento se planteaba que la música era algo que solamente se vendía y se compraba, y nosotros creíamos fuertemente que no es solamente eso, que uno hace música porque le hace bien al alma y subirse a un escenario y editar un disco es un derecho. Nos parecía que estaba bueno que no fuera la lógica de siempre de que ´algunos sí y otros no´ y que el instituto tenía que fomentar a todos”.

Entonces, para cerrar, Aldana define ese espíritu de búsqueda colectiva que toma forma de ley: “Es muy difícil que la ley sea perfecta, pero si va a ser mejor cuando participa más gente”.

Parte 1  

“Un derecho”, pensó el pibe y se dio cuenta lo mucho que había que hacer para lograrlo. Falta el fomento a la actividad musical pero también está la necesidad de mejorar las condiciones laborales suyas y de sus compañeros. Desde la mesa sobre la tarima explican que la creación del Instituto Nacional de la Música – que recién eligió sus primeras autoridades- apuntó a mejorar el primer punto. Aldana: “Se concibió en los grupos de trabajo y en el grupo redactor avanzar primero en la creación de un órgano de fomento de la actividad musical y cuando empiece a mejorar – sin estirarlo tanto-  trabajar en un estatuto del ejecutante musical que pueda dar respuestas inclusivas en lo laboral y en lo social para cada una de las diferentes realidades del músico: siendo músico en relación de dependencia, siendo músico a veces en relación de dependencia y a veces independiente o siendo músico independiente”.

El 28 de noviembre del año 2012, la ley fue aprobada. Diego Boris, presidente del Instituto Nacional de la Música, aclara: “La ley se aprueba con unanimidad en general y en particular, o sea no hubo un solo legislador ni ningún partido político que haya objetado un artículo de la ley”. Sin embargo, todavía no está en pleno funcionamiento.

Ley federal

Diego Boris no le escapa a las anécdotas, sonríe, habla, aplaude y vuelve a empezar. Ante todo aclara que el Instituto de Nacional de la Música es un órgano de fomento a la actividad musical, no de regulación. Nadie va a ir a decirle que no puede estar con su cajón y pandereta, no necesita de esa autorización para abrir la mochila. Pero puede ir a la sede de la región Metropolitana y ver que se ofrece.

“El Instituto nace federal porque va a tener una sede en cada región cultural”. Las regiones son seis: Metropolitana (Ciudad Autónoma de Buenos Aires y provincia de Buenos Aires), Centro (Córdoba, Santa Fe y Entre Rios), Nuevo Cuyo (Mendoza, La Rioja, San Juan y San Luis), NEA (Chaco, Corrientes, Misiones y Formosa), Patagónica (Tierra del Fuego, Antártica e Islas del Atlántico Sur, Santa Cruz, Chubut, Rio Negro, Neuquén y La Pampa) y NOA (Jujuy, Tucumán, Salta, Catamarca y Santiago del Estero).  “Cada sede va a estar subdividida o integrada en seis áreas que fueron los espacios de trabajo que se construyeron en las Asambleas y los que se concibieron que había que fomentar”, dice Boris.

Las seis áreas

“Seis posibles soluciones”, pensó el pibe que ya había sacado un cuaderno y tomaba nota desde hace rato. Quizás hay forma de solucionar algunas de las múltiples dificultades: donde tocar, donde tocar y que no me caguen, la guita que no me deja grabar un disco, ni hablar de editarlo, la puesta en escena de un show (eso ya es soñado), cobrar algo aunque sea por mis temas, poder difundirlo… Mierda que había una lista larga.

Circuito estable de música en vivo: El circuito se armaría con lugares privados, lugares estatales y lugares comunitarios que quieran conformarlo. “Si un lugar quiere estar va a recibir seguramente un beneficio económico con un subsidio, va a recibir sonido o luces, o lo que necesite, y también estar en un sistema integrado de difusión en medios nacionales y en medios locales. Como contrapartida se le va a exigir como mínimo que el 70% de la recaudación sea para los músicos”, explica Diego, dejando en claro que ese es el piso de las exigencias.

Subsidio y créditos tradicionales: “Es donde los músicos van a llevar sus proyectos y haya un jurado que los evalúe”. La idea es que se fomenten estas instancias de ayudas económicas.

Fomento directo a la producción: “En este espacio se va a tratar de dar vales que solucionen una instancia de un proyecto productivo de una banda o de un solita o de un colectivo musical. ¿Una instancia qué quiere decir? Por ejemplo, un vale para fabricar mil discos, un vale para 50 horas de grabación, un vale para hacer un videoclip o un DVD. Una instancia, no todo, entonces va a haber una solución de una instancia del proyecto productivo para muchos. Y en este lugar la idea es que no haya ningún tipo de jurado”. Diego Boris vuelve sobre esta última característica y la remarca reconociendo la diferencia con el espacio de subsidios tradicionales: “¿Por qué en todas las instancias de fomento una generación tiene que juzgar a otra? ¿Por qué los parámetros estéticos de una generación tienen que influir en juzgar a otra generación que por ahí tiene parámetros estéticos que recién va a empezar a definir dentro de unos años?”

Formación integral del músico: “Antes de recibir un beneficio al músico se le va a explicar lo más didácticamente posible cuáles son los derechos intelectuales y laborales que tenemos en la actividad”. El espacio tendrá también la función de promover conocimientos académicos y que aporten al desarrollo total del artista.

Circuito Cultural-Social: “Todo músico que reciba un beneficio, antes de recibir el segundo beneficio, va a tener que acordar con el Circuito Cultural-Social que va a estar conformado por comedores comunitarios, sociedades de bien público, centros culturales en barrios con dificultades para pagar una entrada, lugares de reclusión o donde están nuestros mayores, etcétera. Es decir que un músico que reciba un beneficio, antes de recibir un segundo tiene que acordar una actuación, una charla, un taller, etcétera, para compensar en parte lo que nosotros recibimos de la sociedad”.

Difusión: Los medios que compongan la Radio y la Televisión Argentina Sociedad del Estado deberán difundir las actividades del Instituto en un porcentaje no menor al 0,5% mensual de la totalidad de la emisión. También se cuenta con la difusión regional y nacional del Circuito estable de música en vivo.

“¿Me tengo que anotar en algún lado?” Me preguntó el pibe. “Que se yo” le dije, pero antes de cerrar la charla, Diego Boris hace una última aclaración: “Todas las organizaciones de músicos tienen derecho y garantizado el protagonismo y la participación en los seis espacios”. Cada organización puede participar en la región cultural en la cual tenga su personería jurídica. “Atrás de cada artículo de la Ley de la Música, estamos las organizaciones de músicos o los músicos organizados definiendo cuales son los requisitos que tienen que cumplir los músicos para acceder a los beneficios. ¿Eso qué quiere decir? ¿Qué el músico tiene que ser parte de una organización para ser beneficiado? No, todos los músicos tienen el derecho y la posibilidad de ser beneficiados”.

Los aplausos llegan después de que se cierre diciendo: “Esto es básicamente lo que es el proyecto de la Ley de la Música, por supuesto está abierto a todas las preguntas que quieran hacer”. Algunas manos se levantan, preguntan, cuentan experiencias, sugieren posibilidades. Agarramos el cajón peruano, la pandereta, la mochila y volvemos al subte.

 

 

 

 

Acá estamos, y somos el futuro

Los centros culturales proponen una nueva ley para dejar de funcionar con parches y que sea reconocida la nueva movida cultural de Capital. Los riesgos legales actuales y lecciones post-Cromañón.

¿Cuál es la diferencia entre “invitados” y “clientes”? ¿Cuál es la diferencia entre una casa y un local? ¿Cuál entre la rentabilidad y la autogestión?

Estar hablando de esto post-Cromañón es un avance que le debemos a un movimiento cultural emergente, que encarna las respuestas a esas preguntas: los centros culturales.

No es sólo tomar una birra

En la Ciudad de Buenos Aires han ido surgiendo espacios que dan lugar a artistas y movidas independientes, que están ligados al barrio, a público amigo y conocido que con el boca a boca han ido haciendo crecer estos lugares, y multiplicarlos.

El fenómeno es tan conocido que ni hace falta explicarlo ni historizarlo. Pero sí apoyarlo: detrás de cada centro cultural autogestionado hay un sinfín de problemas burocráticos que ponen en peligro la existencia misma de los espacios.

La complejidad de la cuestión puede empezar a tocarse por una arista sencilla: no existe una figura legal que habilite los “centros culturales” tal como funcionan hoy. Este vacío legal se origina con la derogación por parte de la Legislatura del Régimen de Clubes de Cultura que regulaba a espacios no convencionales, experimentales y polifuncionales, y su emparchamiento por nomás tres figuras: salas de teatro independiente, club de música en vivo y salón de peña y milonga.

Antes, después y durante de este ejemplo, lo que corren los centros culturales son nada menos que riesgos legales: cómo ajustar la vida y el funcionamiento de un espacio a una ley que no tiene en cuenta los nuevos paradigmas culturales. Entonces: “Hoy por hoy ves centros habilitados como teatros, clubes o cafés, bares… todos tienen que dibujar un poco lo que hacen. Y el problema es que la ley está pensada para locales comerciales; no piensa que un espacio de arte pueda funcionar en una casa, por ejemplo”, dice el abogado Claudio Gorenman, fundador del grupo Abogados Culturales que patrocina a muchos centros culturales, y parte del staff del Matienzo.

Pablo Vergani, como parte del San Nicolás centro social y cultural, se acopla a la idea: “Los nuevos paradigmas de gestión cultural no están reconocidos desde la legislación actual. Los espacios se habilitan como pueden, con figuras que no corresponden, con todas las complicaciones que trae eso”.

Propuestas post-Cromañón

En esa línea delgada, lo que reclaman los centros culturales es no seguir jugando a la viveza criolla, sino ser reconocidos por una ley que hoy los obliga a ser esquivos. Tanto es así, que nucleados en el Movimiento de Centros Culturales y Artísticos (MECA) redactaron hace 4 años una ley que empezaba a saldar estas viejas deudas: http://www.nosdigital.com.ar/2010/11/hacia-la-ley-de-centros-culturales/

Ese primer paso fue finalmente obstaculizado en la Legislatura, que no le dio prioridad. Pero con la urgencia de cada fin de semana, en los que el gobierno porteño sí se entusiasma en aparecer a través de sus inspectores, volvieron a la carga este 2014 con una propuesta renovada: una ley “distinta”, señala Gorenman, y que busca 40 mil firmas para ser presentada como “iniciativa popular”.

“Estuvimos dos años trabajando y se presentó ahora; fue una construcción permanente conociendo los distintos modelos de centros culturales y viendo donde estaban las tramas mayores desde los más chicos y más sociales hasta los más grandes dentro de lo considerado cultura independiente”, dice el abogado, que fue uno de los redactores del nuevo proyecto, que es hijo del viejo. “Fue un trabajo arduo de construcción ideológica”, sigue, y nos quedamos acá: si las leyes – eso que se nos presenta como objetivo, de mármol- son ideológicas, es porque benefician a unos y perjudican a otros. En el caso de las habilitaciones y los requerimientos legales de locales, la ley actual sigue términos comerciales y lucrativos que no son molde para los nuevos centros culturales. La idea de este nuevo proyecto no es modificar los marcos legales de ningún otro espacio, sino agregar nuevas figuras y otorgar prioridades y beneficios a los espacios autogestivos. Dice Gorenman al respecto: “Fuimos construyendo un proyecto de ley abarcativo en función de lo que se hace hoy en un cultura y en lo que creemos que se viene. Eso hace que se pueda trabajar sin trabas burocráticas, o que se diferencien los centros gratuitos, sin fines de lucro. La ley empieza a reconocer que existen modelos de gestión no comerciales y deben ser tratados. Y que es una cultura descentralizada, que no tienda a los centros comerciales, que vuelva a los barrios, las esquinas, las casas”.

El proyecto redobla la discusión de la movida cultural post-cromañón en el sentido en que hereda su aprendizaje para formular la propuesta más concreta desde entonces. “Somos herederos de Cromañón y nuestra responsabilidad es genera r emprendimientos culturales y no cerrarlos. Y reconocemos que no existen normas para estos proyectos. Ahora, que nos reconozcan que hubo un cambio importante en los medios tecnológicos y de comunicaciones que generaron una forma de intercambiar cultura mucho más dinámica, con artistas, contenidos, y una diversidad de espacios y escenarios, que nacen de manera dinámica y son un pequeño gran estallido en esta ciudad. Se genera un cambio de reglas con Cromañón, una política cultural que acentúa esas limitaciones en la ley, y un contra estallido de emprendimientos culturales”.

La única legalidad es la realidad

Los artículos de la ley no fueron pensados desde una oficina de abogados, sino que parten de las experiencias concretas y las anécdotas más particulares que obstaculizan el funcionamiento de los centros culturales. Pablo Vergani – que forma parte del San Nicolás centro social y cultural y también se sumó al equipo de redacción de la ley- hace carne esos problemas: “Ahora mismo estamos clausurados, de vuelta, por varios meses. Desde el principio fuimos notando la problemática de la habilitación… Y fuimos hablando con otros gestores, nos fuimos enterando cómo venía la mano y lo complicada que estaba la situación legal para los espacios independientes”.

Pablo y los del San Nicolás representan muchas de las inocencias e informalidades de proyectos que nacen desde las ganas y la necesidad de crear algo nuevo, y que van madurando sobre la marcha en contacto con otras experiencias con los mismos problemas, y terminan redactando leyes. Entonces es cuando la legislación se adapta a la realidad, no la crea, aunque puede reproducirla: “No puede frenarse y no debe frenarse, mas allá de la legislación, esto existe y sigue existiendo y cada vez crece más. El reconocimiento le da la posibilidad concreta de estar regulado: hoy las medidas de seguridad pasan por cuenta de los propios gestores. Con la ley aparece una responsabilidad del estado sobre estos espacios, no es solo quedarse con las voluntades de quienes los gestionan”, dice Vergani.

Volvemos a Cromañón: “Si en algún momento era simpático atiborrado de gente, ya no lo es más”, sintetiza Pablo como gestor de un centro cultural que aprendió de aquella masacre la importancia de cuidar a la gente que pasa. Pero el panorama completo no sólo involucra a los responsables del lugar y los artistas, como nos hace creer la pena a Chabán y Callejeros. A cada ley, más presencia y regulación del estado: “La legislación marcha un techo considerable del hecho de que al no estar regulados nos quita visibilidad, diversidad, la posibilidad de ser reconocidos como parte del patrimonio cultural de la ciudad. Nosotros también tenemos una lógica abierta, participativa, pero por otro lado nos obligan muchas veces a hablar en voz baja, a pasar direcciones por privado, a no difundir mucho por miedo a que nos caigan. Lo cual atenta contra nuestra propia identidad. Ahora necesitamos también que se pueda hacer cargo el estado de controlar esto, que muchas veces no lo puede hacer porque no nos reconoce”.

Concretamente, la ley de Centros Culturales empujada por MECA:

-Reconoce la existencia de Casas de artistas, Centros barriales y sociales, centros culturales y clubes de cultura

-Flexibiliza los trámites y acelera los tiempos de habilitación para los nuevos espacios culturales

-Facilita la subsistencia de emprendimientos no lucrativos mediante trámites gratuitos

-Protege emprendimientos culturales mediante la inscripción en un Registro de Usos Culturales

-Mantiene las exigencias de seguridad e higiene previstas en otras leyes vigentes.

¿Cómo pueden cambiarle la vida a un centro cultural estas propuestas, a las personas que lo sostienen y a las que van? “La ley podría habilitar el espacio de San Nicolás como centro cultural, y nos permitiría empezar a funcionar legalmente con el trámite iniciado y no tener que esperar a la burocracia, que es ajena a los tiempos de la autogestión. Eso, en adelante, lo que motoriza son espacios de arte y fuentes de trabajo genuino”.

El proyecto completo, aquí: http://leymeca.com.ar/docs/ley.pdf

Si no te alcanzó la nota, los fundamentos, aquí: http://leymeca.com.ar/docs/fundamentos.pdf

Y podés acercarte a firmar la Ley para que sea tratada obligatoriamente por la Legislatura, aquí:

  • Casa Presa

Valdenegro 2636, Villa Urquiza

  • La Casa de Árbol
    Fitz Roy 2483, Palermo
  • El Quetzal
    Guatemala 4516, Palermo
  • Rincón Casa Cultural
    Rincón 1330, San Cristóbal
  • Señor Duncan
    Av Rivadavia 3832, Almagro
  • Club Cultural Matienzo
    Pringles 1249, Villa Crespo
  • Archibrazo
    Mario Bravo 441, Almagro
  • Multiespacio Pasco
    Pasco 689, Balvanera
  • Vuela el Pez
    Av Córdoba 4379, Villa Crespo
  • La Vieja Guarida
    Guardia Vieja 3777, Almagro
  • El Emergente
    Gallo 333, Almagro
  • Teatro Mandril
    Humberto Primo 2758, San Cristóbal
  • El Surco
    Av Boedo 830, Boeado
  • La Brecha
    Juan de Garay 2900, Parque Patricios
  • La Senda
    Thorne 493, Parque Chacabuco
  • La Bisagra
    Av San Juan 1826, San Cristóbal
  • San Nicolás Social y Cultural
    San Nicolás 162, Floresta
  • Mu. Punto de Encuentro
  • Hipólito Yrigoyen 1440, Congreso

 

La red de la locura

Milagros González fue secuestrada en Burzaco el 16 de marzo y apareció diez días después violada y drogada. En su relato identifica a un joven que la marcó en una iglesia evangélica y a una mujer que se le hacía la amiga y terminó entregándola. La complicidad policial, política y judicial que volvió loca- literalmente- a una nena de 14 años, contada por su madre.

Pagamos derecho de piso porque somos nuevas en el barrio, en Burzaco. Milagros tenía catorce años cuando conoció a su secuestrador, un animal que vendía drogas en la iglesia evangélica a la que ella iba con su hermanita Ludmila, de doce años. El muchacho, que las saludaba siempre al pasar, desapareció un tiempo antes del secuestro y no volvió a aparecer. Según los pastores, con la iglesia no tenía nada que ver.

El secuestro

A Milagros la secuestraron el 16 de marzo de este año cuando volvía de la casa del padre, donde había discutido con sus hermanos. Como yo no estaba en casa, hablé con ella que me fue a esperar a la estación de Burzaco.

La regenteadora fue una tal Belén, una mujer que tiene una lágrima tatuada en la cara, que se hace amiga de las chicas y es la que las recluta: les saca el número de teléfono, la dirección, con quién viven. Ella pagaba lo que consumía entregando chicas; había sido también víctima de trata. Esta mujer regenteaba desde el COTO, Jumbo y se ve que en la iglesia. Miraba a qué indigentes, a quién podía levantar. Hacía una especie de espionaje.

Esta Belén la invita a la casa y Milagros le dice que no, porque me estaba esperando a mí. La mujer esta iba hablando por Handy, hasta que de repente aparece una camioneta. Con un revólver me la subieron a la camioneta, la encapucharon, la manosearon, la drogaron. Lo último que recuerda Milagros es que siempre se manejaron con handie para hablar con otros secuestradores: recuerda Camino de las latas, la villa Betharram.

La vuelta

El 26 de marzo apareció de vuelta. Se escapó. El forense no quiso ni siquiera tocarla, investigar la situación. No contó nada. No quería que la policía interviniera porque había policías involucrados en el secuestro: Milagros los había visto con uniforme.

El 27 apareció en casa una camioneta negra. Ella la vio y se dio cuenta de que la venían a buscar, que había estado detenida en un prostíbulo en Camino de las Latas, hizo pases (se tuvo que prostituir), la encapucharon, comió dos de diez días, le daban pastillas, inyecciones (comprobadas). Como era chica y ella tiene una discapacidad, ofrecían poca plata.

La intentaron vender en la villa del Bajo Flores a la banda de Los Chinos. El mismo 27 Milagros le contó a otro forense y ahí si la revisaron.

Las amenazas

Llamaban por teléfono, decían que ninguno de ellos iba a caer detenido porque está metido el poder judicial y político, que escapar era una pérdida de tiempo. Esos llamados nunca fueron investigados por el gobierno de Esteban porque están metidos en la trata: desde La Colorada, la prostitución está regenteada por la Brigada.

A Yamila (17), una vez una camioneta le pregunta una dirección que no existía; aprovecharon y se le tiraron encima y le dijeron que no se metiera más, que cortara con el tema de la trata y de la policía porque íbamos a terminar todos en una zanja. Se salvó porque justo unos chicos de ahí la acompañaron hasta la casa del novio.

A Florencia (23), yendo acá a dos cuadras, la quisieron levantar en una camioneta, pero los vecinos estaban todos afuera y lo impidieron.

Todo esto, en pleno día.

La internación

El 5 de abril fue internada porque llevaba once días de desidia; esos once días Milagros tenía brotes de que se quería suicidar. La interné en San Martín de Porres, por mi obra social, pero como no es infanto-juvenil la terminé sacando. Había varones, personas con condiciones psiquiátricas que veían chicas y se les tiraban encima. Para ella eso era volver a vivir lo que le pasó en cautiverio.

La segunda vez hicimos una experiencia piloto para traerla a casa. Tuvo otro brote y la internamos en el San Jorge, mixto también. Quince días después, yo no veía solución. Estaba en una celda con chalecos de fuerza, chalecos químicos. La tenían con pañales, no la dejaban ir al baño, todo el día drogada, todo el día babeada.

El allanamiento

Yo decidí sacarla y me allanaron la casa. El 8 de mayo ella declaró todo en una cámara Gesell. Ese día apareció a las 17 una camioneta roja – que era de un efectivo de Esteban Echeverría- que nos quiso atropellar. Ahí tuvo otro brote. Decidieron darle la internación, yo dije que no. La Unidad de Fortalecimiento Familiar y Niñez, que nunca participó de nada, bajo la autoridad de Mariana Pérez decidió que yo soy nociva. Me allanaron y se llevaron a Milagros. Si nos resistíamos, nos iban a romper todo.

Mariana Pérez me decía que si yo seguía haciendo mucho problema por la trata, me iban a sacar a mis hijos.

Cuando dejé de ser nociva para el Estado, la pude traer y Milagros tuvo otra recaída. Porque fue mal medicada. Decidí entonces que vuelva a internarse en una clínica que me paga la obra social en Avellaneda. Quedó con un estrés postraumático, trauma y esquizofrenia. No reconocía a la familia, se volvía agresiva. Esquizofrénica total, sin cura.

La casa

Ya saben bien dónde vivimos. Con los carteles visibilizamos lo que le pasó y lo que le puede pasar a cualquiera, porque eso aprendimos. La trata le puede pasar a cualquiera. Las puertas quedan abiertas. Nos cuidamos entre nosotros. Nos manejamos con handie con botón antipánico. De día debería pasar el patrullero. De noche tenemos custodia de 19 a 7.

A nosotros, por la Ley de Trata se nos tiene que dar un lugar nuevo.

La trata

Hay treinta desaparecidas acá en Almirante Brown, en las mismas condiciones.

 

Los que reforman la injusticia

Los cambios en la Justicia se pronunciaron en la calle y se instalaron en las mesas argentinas. Se debaten acuerdos parlamentarios y se acusan cofradías partidarias. En el medio, la historia de Luz y de Diego, acusados de algo que no hicieron, detenidos por un Poder que los deja de lado.

ÚNICO BLOQUE

En el patio de una casa, escenografía improvisada: dos sillas de cocina, un mate largo. Una mujer termina de colocarle el micrófono a LUZ en la camisa. PRESENTADOR con hojas en la mano, una lapicera en el bolsillo de la camisa blanca, mira a cámara, ensaya algunas palabras inentendibles. DIEGO aparece en escena con el pelo mojado y se sienta mirando hacia el mismo lugar que LUZ, pero las cámaras los toman de modo tal que aparecen enfrentados. Se enciende las luces blancas que apuntan a PRESENTADOR. Se escucha una música escalofriante cada vez más fuerte.

PRESENTADOR

(De frente a la cámara 1. De espaldas a DIEGO y LUZ) Bienvenidos a otro Debate Público, otra oportunidad para que nos escuchemos todos y cada uno saque sus conclusiones. El tema de esta semana: la reforma judicial. ¿Quién sale beneficiado? (Se toma las manos) ¿Un avance sobre los derechos civiles? ¿La democratización de un poder feudal? (A otra cámara, de frente, sacando pecho y levantando la voz) Diego Romero y Luz Gómez (los señala con las manos) están presos desde el 21 de diciembre de 2011 por ser los supuestos asesinos del chofer de colectivo Roberto Castillo el 1 de octubre de ese año. (Se acomoda el flequillo con las manos) En las rejas de la casa donde sucedió el crimen, apareció sangre de la pareja de ladrones y una mochila con el certificado de vacunación de Zaira, la hija de Diego y Luz. Ella, beneficiada por la crianza de la nena, tuvo desde un principio prisión domiciliaria. Él iba a ser beneficiado, pero el fiscal apeló y sus primeros abogados defensores no hicieron el intento de morigeración. Estuvo hasta dos meses atrás en la Unidad de Ituzaingó. Diego, Luz, buenas noches. Sabemos que después de un año y cinco meses tratando de demostrar su inocencia, conocen a la Justicia como pocos.

LUZ

(Se encienden las luces traseras, amarillas. Se ve a LUZ cabizbaja y a DIEGO serio) Buenas noches.

DIEGO

(Tímido, sonriente) Buenas noches. Es cierto. Yo siempre discutía de economía, trabajo, industria… Lo gremial sí me interesaba. Ahora… este tema de la justicia nunca me había llamado la atención, pero hoy veo que pasan cosas que hay que conocer.

PRESENTADOR

(Se quita la mano del audífono) ¿Y qué opinión te merece?

DIEGO

Fotos: NosDigital
Fotos: NosDigital

(Tres cuartos perfil a cámara) Uno, siendo víctima de un sistema judicial, escucha las dos perspectivas. Es más que nada política. Yo creo que el gobierno debería tomar un poco más de responsabilidad en las decisiones que toma porque el hecho de que disfraza a la justicia y da una pulseada para la reforma judicial que es más que nada política y económica. Hoy los más perjudicados somos los de la clase baja. Te dan un defensor del Estado, pero uno que defienda como nos defendió a nosotros, ni me lo des. Pero como dijo nuestro actual abogado, Suárez: “Hoy por hoy está tan poblada la cárcel que un defensor no puede llevar tantos casos”. Sos el cliente número 25 mil. El 2 mil quiere que se cierre su caso. No se trata de que seamos números. El gobierno dice que quiere agilizar. ¿Por qué no nos fijamos hoy por hoy por qué están superpobladas las cárceles? . Está superpoblada porque la policía te agarra en la esquina buscando a un asesino parecido a vos (señala a PRESENTADOR por un instante), y sos vos el criminal (señala a PRESENTADOR). En una cárcel de 48, hay 70. Gente durmiendo en el piso. En la cárcel está lleno de gente a la que el sistema judicial no se encargó de investigar para ver si son o no delincuentes. ¿Por qué no se fijan quiénes son los que arman causas? ¿Por qué no dejan de comparar números: quién cerró más causas, cómo estamos en comparación con Estados Unidos que no sé cuántas causan sacan por año? Hay más gente procesada adentro que penada. Quizás tienen que ver, quizás no. Deberían fijarse las necesidades de la sociedad: la inseguridad de la policía que te está armando causas. En la justicia se sienten impunes y piensan que la justicia es para el que tiene un buen abogado. Si no lo tenés, quedás adentro.

LUZ

En la tele no sale mucho el tema de la injusticia.

DIEGO

Y si pasa, pasa así (se chasquea los dedos).

LUZ

Uno que ve la tele ve solo justicia. Acá todo te lo arma la policía. Si sos inocente, te aprieta para que no digas la verdad. No somos los únicos que están pasando esto. Conocimos un montón de gente a la que le pasó. Pero aprietan a las familias y se callan. A nosotros también aparte de que no sabíamos nada, de que fuimos maltratados, también en un principio pasó algo con la policía para que no dijéramos la verdad. (Se acomoda el micrófono) ¿Qué más daño que el que nos hicieron nos podían hacer? Fijate también lo de las hermanas Jara. Pasaron dos días y ya no se ve más en la tele. A Alejandro Bordón lo acusan por un buzo del mismo color y ¡nada más! Después de una semana nadie habla de Alejandro Bordón.

DIEGO

Pasa que uno habla de lo personal. Si nunca hubiese caído en la cárcel, no sabría lo que pasa adentro: que está lleno de causas armadas. Ahora hay que hacerle ver a la sociedad que el problema está. Se sienten dueños de la verdad. Te hacen pensar que sos lo peor… Estamos siendo víctimas de un sistema judicial.

LUZ

(Interrumpe) Más que eso. A mí me correspondía el salario de Zaira, que pasó a ser Asignación Universal por Hijo cuando quedé presa, y nunca me avisaron. Recién un año después, cuando dejé de llorar y llorar y llorar, pregunté y me dicen que me corresponde. El fondo de desempleo también me correspondía y lo perdí. Fijate todo lo que te quitan.

DIEGO

Es feo todo esto porque cuando estaba en la Unidad, yo era un gasto para mi familia que ni tenía para el colectivo. No era feliz, me sentía mal.

PRESENTADOR

(Se toma las manos y mira a los ojos alternadamente a LUZ y a DIEGO) ¿Por qué creen que el mayor interés de estudio de los internos se da con el derecho?

DIEGO

Al penal entran chicos jovencitos que nunca tuvieron posibilidades de estudiar. Dentro del pabellón que estaba, yo era el único estudiando. Hay una materia que da un interno que estudiaba abogacía, sobre orientación legal. Los jóvenes ni siquiera saben qué causa tienen. Sí hay posibilidad, en algunas unidades como La Plata, de estudiar en nivel universitario, pero muchas veces pierden mesas de exámenes porque no tienen movilidad. El traslado de Unidad también implica un problema.

 (LUZ se detiene a darle alguna indicación a ZAIRA)

PRESENTADOR

(A cámara) La justicia parece ser un algo más abarcativo que jueces y fiscales.

DIEGO

Claro que sí, en nuestro caso se ve claramente.

PRESENTADOR

(A LUZ) ¿Cómo colaboraron, en su caso, las tan polémicas cámaras de seguridad?

 LUZ

Tampoco se usaron las cámaras del COTO adonde fuimos a comprar un LCD en un remís donde perdimos la mochila. Si se hubieran usado en julio, sabrían cuáles fueron los autos que nos fueron a buscar a nosotros de la remisería. (Hace una pausa. Con voz firme) Pero ellos también dejaron pasar ese tiempo para que las dos pruebas fundamentales para nuestra defensa no fueran utilizables… Porque con la sangre pasó lo mismo…

DIEGO

Es medio gracioso todo esto po…

LUZ

(Interrumpe) No investigaron nada de nuestra declaración. En diciembre le decíamos a nuestro primer abogado que habíamos hecho una llamada a Mendoza el 1 de octubre. El abogado dejó pasar el tiempo sin pedir esa prueba porque supuestamente no era contundente. Hoy el fiscal tiene el poder de decidir si pide esa llamada o no. Suárez pidió tanto esa como las que hicimos desde COTO a la remisería para pedir el coche como después para reclamar la mochila.

PRESENTADOR

(Se quita una lapicera del bolsillo de la camisa y la agita mientras habla) Todas estas herramientas de la tecnología, ya existentes, hubieran ayudado a saber la verdad y sin embargo no se utilizaron.

DIEGO

Lo malo de todo esto es que pasa en muchísimos otros casos. Al no haber tomado con importancia nuestra declaración, se perdieron pruebas que llevarían a la verdad. Per…

LUZ

(Interrumpe) No sé si a la verdad llegarían así. Llegarían a la verdad si quisieran leer las otras declaraciones que dicen quiénes fueron los culpables. Ellos tienen que ir por la línea de investigación de los detenidos. Dicen su participación en el hecho y dicen quién es la persona que entró, que da la casualidad que trabajaba en donde yo me olvidé la mochila. No entiendo por qué no van por ahí. Al primer abogado particular que tuvimos le dijeron que lo iban a atrapar cuando cometiera otro delito. “Si no comete otro delito, yo sigo acá para siempre”, le decía yo y me respondía: “Sí”.

DIEGO

Obviamente, pero yo me refería a la verdad en el sentido de que vean el video de la cámara de COTO.  Ahí aparecen los dos vehículos que nos fueron a buscar, en uno de los cuales perdimos la mochila. (Abre los ojos bien grandes) Oh casualidad que las dos personas detenidas involucradas en este hecho dicen que  la persona que entró en la casa, trabajaba en la remisería que llamamos y tiene un auto del color que nosotros mencionamos en la primera declaración. ¡Sin conocernos a nosotros! (Indignado, levanta la voz) Obvio que todo va a estar difícil para nosotros si no nos escuchan. Fuimos considerados culpables desde el principio. Nos querían llevar a juicio en esas condiciones, pero hoy tenemos el apoyo de mucha gente y lo podemos pelear de otra manera para que la misma jueza se dé cuenta de que hay cosas que están mal hechas.

PRESENTADOR

Ahí se ve la participación o la ausencia de ella por parte de los abogados defensores, estatales o particulares.

DIEGO

Los primeros abogados uno se pregunta quién se los mandó (sube y baja los hombros repetidas veces). El primero permitió irregularidades, el segundo nos sacó plata y tampoco empujó en el sentido de exigir que se investigue el camino correcto.

LUZ

Excepto Suárez, todos nos tomaron el pelo y nos hicieron perder tiempo importantísimo. En diciembre podríamos haber usado, por ejemplo, la información del llamado que hice a Mendoza el día del crimen. El tema de la sangre tampoco lo hizo ni el primer abogado ni el segundo. La fiscal le dijo al primer abogado que la sangre no servía. Como no sabíamos que todo se manejaba por escrito, solo decíamos: “sí abogado, tiene razón”.  Los dos abogados lo que querían era llegar a juicio. Imaginate que las comparaciones recién las hicieron un año y medio después del crimen porque nosotros mismos presionamos con movilizaciones. El abogado estatal no nos creyó.

PRESENTADOR

¿Y la policía?

DIEGO

Estuvo dos meses y pico investigando, desde el 1 de octubre hasta el 21 de diciembre de 2011. Tenían la dirección, el nombre, todo lo que necesitaban saber sobre mi hija y por lo tanto sobre nosotros (se señala el pecho con las dos manos). Si lo hubieran hecho en un principio nos podrían haber hecho pruebas de pólvora y se hubieran dado cuenta de que no éramos nosotros. Uno se pregunta por qué no lo hicieron.

LUZ

Por algo cuando nos detuvieron buscaban un Nextel y armas de fuego y solo se llevaron una foto mía y otra tuya (mirando a DIEGO de costado)

DIEGO

Cuando nos detuvieron y nos dijeron que nos vinculaba una mochila, no entendíamos nada hasta que recordamos la que habíamos perdido cuando fuimos a comprar un televisor. Yo había llamado dos veces a la remisería para ir (levanta los dedos índice y mayor de la mano derecha). Exigimos ese registro de llamados para comprobarlo. El defensor nunca nos creyó y nos trataba como si hubiéramos cometido ese hecho. No quería que declaráramos. Nosotros sí, porque queríamos contar nuestra verdad. En el estado en que estábamos, tratábamos de hacer memoria.

LUZ

Declaramos todo (separa los brazos desde el pecho hasta desaparecer del alcance de la cámara 3), pero imaginate que no te acordás lo que pasó hace dos semanas, menos hace dos meses. Lo poco que nos acordamos lo contamos: el color del coche que nos llevó al COTO y donde perdimos la mochila. De qué manera nos pueden vincular si no tienen qué.

DIEGO

Siguió el proceso de investigación, pero pasaba el tiempo, los meses.

DSC_0778-2

LUZ

Y la rueda de prensa, Diego. El 23 la hicieron. Participamos mi mamá, con 53 años, una tía de Diego de 40, mi hermana, de 32, que no tiene nada que ver con lo que había descrito la viuda, y yo. Claro que dio positivo. Diego apareció con el pelo cortado parecido al identikit, cuando no lo tenía así. Hay una declaración de la viuda que declara que mi hija es de tez blanca y tiene el pelo castaño claro. Nada que ver. Cuando fue a la rueda dijo que era ella.

DIEGO

Después, la familia trató de conseguir otro abogado recomendado de la familia que nos sacó plata y no hizo nada. Casualidades que al primo de una amiga mía tenía un compañero de trabajo al que también le había pasado lo mismo. Nos contactaron con el doctor Suárez, que nos llamó para asesorarnos de qué manera podíamos empezar a lucharla. Suárez vio la preventiva y se dio cuenta de todas las irregularidades. Logramos esto gracias al empuje y perseverancia de la familia y a las movilizaciones. Las pericias tenían que estar el 10 de diciembre y estuvieron el 21 (Dibuja un salto con el índice de la mano derecha). Las comparaciones de sangre dos meses tardaron. La audiencia llegó recién después de otra movilización. El 7 de marzo de este año, después de pelear dos meses, tenía que ser la audiencia, pero la fiscalía la suspendió porque supuestamente iba a declarar esta gente. De la fiscalía los mandaron al juzgado, que nos reservó para el 18 de ese mes.

LUZ

En realidad lo que pasó con la audiencia fue que la fiscalía no quería. Cuando se suspendió la audiencia, mi mamá fue al juzgado. La atendió el secretario de la jueza y, enojado con la fiscalía por suspenderla, puso la fecha bien cerca para que no se pudiera suspender. Si mi mamá no iba a preguntar, tampoco pasaba na…

DIEGO

(Interrumpe) Claro, por eso te digo. No estaba en su interés hacer la audiencia. Lo que termino entendiendo es que si el juzgado no hubiera dado la audiencia a una semana, date por segura que la hubieran suspendido también. A todo esto ya teníamos las comparaciones de sangre que dieron positivo. Por supuesto que nosotros lo sabíamos, pero con la desconfianza que adquirimos de la justicia, teníamos miedo de la manipulación. Por eso tratamos de conseguir un perito y hacérselo saber a la fiscalía.

PRESENTADOR

(Serio, mirando a cámara) También desconfiaban de la fiscalía…

LUZ

Sí, pero al perito no le dan a tiempo de intervenir porque ya estaban sobre la fecha.

DIEGO

Pero el tema era que ellos supieran que había alguien controlando. Cuando llegó la audiencia, me llevaron ahí. El abogado hizo el descargo. Estaba también la jueza. Le conocí la cara.

PRESENTADOR

Recién entonces conociste a la jueza.

DIEGO

Sí. Te decía… El doctor Suárez le dijo que la morigeración era lo mínimo que podía pedir por mí porque ya sabían de las comparaciones negativas. Suárez hizo saber de las firmas que había conseguido con mi mamá, de gente que daba fe de que no íbamos a hacer nada.

LUZ

Que vos no ibas a hacer nada. El primer juez también te había dado la domiciliaria, pero el fiscal apeló. Eso fue en 2012, en febrero. Porque había que seguir investigando, pero en ese momento, la fiscal apeló por posible intento de fuga. Por mí no apeló por la nena. Nuestros abogados en ese momento no hicieron nada, y como nosotros no sabíamos nada de cómo manejarnos y no conocíamos ninguna organización que nos asesorara…

PRESENTADOR

(A DIEGO) ¿Qué le dirías a la Justicia si la pudieras personificar?

DIEGO

Justicia toma decisiones que hacen que gente que no tiene nada que ver caiga en un penal, sin tomar conciencia de las cosas que pasan ahí adentro. Yo tengo la suerte de estar bien, de haber sobrevivido, pero no todos tienen esa suerte que yo tuve. Por eso, el Poder Judicial se siente dueño de la verdad y toma malas decisiones y manda gente inocente dentro de un penal y esa gente termina siendo lastimada. Dentro de la Unidad hay una guerra de pobres. Imaginate que un Penal de 500 personas (abre grandes los ojos), estadísticamente, tiene entre 800 y 900. No tienen conocimiento de lo que es una cárcel. Hay gente que se termina sucediendo, gente que termina apuñalada. Esto tiene que comenzar de nuevo porque quieren llevar una persona a juicio cuando ellos mismos saben que esa persona es inocente. Antes de hacerle pasar esa situación, ¿por qué no toman el camino correcto desde el principio? En la Unidad sigue habiendo gente inocente que no tiene la posibilidad que yo tuve, ni el apoyo. Te sacan los días y te hacen sentir como el peor, maltratan a tu familia en la fiscalía: parece que fueran familia del peor. Te complican en lo económico, en lo emocional. Ni siquiera hacen justicia por la víctima. Yo toda la culpa se la echo a este sistema judicial que se cree que todos los que están del otro lado del escritorio son malos. Mi verdad no se calla. Ni tiene precio. A mi familia me la destruyeron.

PRESENTADOR

¿Luz? (Mira su reloj pulsera) Treinta segundos tenés.

LUZ

Que el fiscal escuche lo que dijo Diego, porque ahora él es la Justicia para nosotros. Él es dueño y señor de nosotros. Si decide que vayamos a juicio, así será.

DIEGO

Y la jueza siempre va a prestar más oído al fiscal que al abogado defensor. No debería llevarle tanto el apunte a un fiscal que está yendo por el camino equivocado.

PRESENTADOR

Así dicen que funciona la justicia: demuestra en los números su eficiencia, sin importar las personas. La voz que se escucha es la de la policía, repetida por abogados, fiscales, jueces. Diego, Luz, muchas gracias por participar de este debate.

(Se apagan las luces. Sube el volumen de la música. DIEGO y LUZ se ponen de pie y saludan a PRESENTADOR).

DSC_0838

Las ideas detrás del nombre: elecciones 2013

¿Qué hicieron los actuales candidatos a quienes ya les tocó ocupar bancas en el Congreso o la Legislatura y ahora buscan renovar? ¿Qué proyectos de ley promovieron? Para saber qué ideas votamos al elegir un nombre.

En algunos casos por acción, en otros por omisión, un repaso de los resultados que deja una investigación sobre la información parlamentaria de los principales candidatos en las PASO de agosto 2013. Con la seguridad de que ninguno es de nuestro agrado, pero con la objetividad imposible de intentar encuadrar información y no una opinión. Qué intereses representan y cuál es la mezcla que genera el electoralismo.

Gabriela Michetti

Ya fue senadora por el PRO en Capital de 2003 a 2007, presidiendo la comisión Compromiso para el Cambio conformada por opositores al gobierno nacional. Desde allí se impulsaron leyes como la 104 de acceso a la información pública y la 269 de Registro de Deudores Alimentarios, que lleva un listado de los padres/madres que adeudan cuotas alimentarias de sus hijos – una especie de Veraz del divorcio-. La otra ley recordada de aquél mandato es la 2.095, de Compras y Contrataciones del Gobierno de la Ciudad, con el objetivo de hacer más transparente el proceso de selección de proveedores para las obras públicas. Sin embargo, durante el 2012 más del 35% de las obras públicas de la Ciudad fueron otorgadas mediante contrataciones directas a las cinco mismas empresas: IRV S.A., American Traffic, Salvatori S.A., Instaelectro S.A. y Mediterránea S.A. El trato preferencial a la constructora IRSA también es conocido. Otros casos que indican el fracaso de la ley impulsada por Michetti o su uso a favor de unos pocos vinculan a las contrataciones de empresas de ex funcionarios porteños como Nicolás Caputo (CAPUTO S.A.) y los titulares de IRV y AT Pablo Vaingberg, Horacio Blot y Guillermo Yampolosky, de la cartera de Transporte.

En 2008 Michetti secundó a Macri como vicejefa de gobierno en la fórmula que ganó y actualmente se mantiene en la Ciudad. Ella renunció a su cargo en diciembre de 2009 para poder ser electa diputada por capital federal, cargo que ocupa en la actualidad.

En ese breve período como vicejefa , entre el 13 de diciembre de 2007 y el 6 de noviembre de 2008 Michetti presidió solamente 3 del total de 43 sesiones de la Legislatura sin haber pedido una licencia. Como Diputada lleva 11 ausentes a la fecha de un total de 56 sesiones.

Es vicepresidenta de la Comisión de Acción Social y Salud Pública, desde donde ha impulsado diversos proyectos como la ley de Control de Tabaco y la regulación de las entidades receptoras de donación de alimentos. También presentó una ley de Adopción que planteaba un régimen para “su concientización y asistencia”, que queda a interpretación del lector en conjunción con sus dichos sobre la adopción de niños por parte de parejas homosexuales como “última instancia”: “Es un tema que me inquieta no lo tengo definido. Si me ponés en la situación de un niño que esté en condiciones de abandono y en situación de una vida que va a ser muy dolorosa y muy triste y nadie lo quiere adoptar, pero hay una pareja de homosexuales que lo quiere adoptar… Y bueno, que lo adopte”, dijo. Las palabras de la diputada motivaron un chiste del Niño Rodriguez que, como en el kung fu, utiliza esa potencia discriminatoria para devolver el golpe:

En su actividad en el Congreso también promulgó una ley de transferencia de terrenos de propiedad del Estado nacional a favor de la Ciudad y planteó modificaciones sobre artículos de la ley de Política Ambiental Nacional y la ley de Riesgos de Trabajo, promoviendo la creación del Fondo de Empleabilidad de personas con discapacidad.

//

Diego Santilli

Santilli también tiene experiencia parlamentaria: fue diputado nacional y legislador de la Ciudad en dos oportunidades. Actualmente es el titular del Ministro de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad, cartera que ha sido denunciada por sobreprecios, desdoblamiento de obras y proveedores preferenciales en las obras de la Ciudad, y fuertemente criticada por utilizar a la policía Metropolitana en casos de conflictos generados por la gestión del espacio público: desalojos, enrejamiento de plazas.

Como legislador Santilli tuvo una actividad intensa. Entre ella, presentó la Ley de Mecenazgo que impulsaba la financiación privada en el arte y la cultura en la Ciudad, y otra más recordada que fue la Ley de Boleta única que diseñaba la boleta en espacios de igual dimensión y más discretos para todos los partidos en las elecciones.

En 2007 fue elegido legislador porteño del año por la revista Semanario Parlamentario, de tinte opositor al gobierno nacional, especializada en temas legislativos, un premio que votan los propios legisladores, asesores y periodistas acreditados en el recinto.

//

Sergio Bergman

El rabino Bergman es actualmente legislador de la Ciudad de Buenos Aires y aspira a una banca entre los diputados nacionales.

Es egresado de la facultad de Farmacia y Bioquímica de la UBA y su formación se coció en instituciones internacionales donde obtuvo un máster en Educación, otro en literatura rabínica y un último, en estudios judaicos. Fue fundador de Memoria Activa, una asociación civil que querella en la investigación judicial del atentado de la AMIA.

Periódicamente participa como desertor en seminarios de fundaciones ligadas a la derecha liberal como Fundación Libertad, que recientemente organizó una cumbre que culminó en el Teatro Colón – cedido gentilmente por el jefe de gobierno porteño- y analizaba “la amenaza de los populismos a las democracias latinoamericanas” y planteaba el rechazo del intervencionismo estatal.

Últimamente editó un libro llamado Ciudadanía argentina en el que plantea el término de “Ser Nacional”: “Es el intento de los hombres que hicieron la Nación, de forjar la civilización y no la barbarie, de tener un orden institucional donde pasamos por la ley para estar todos igualados”.

En su actividad parlamentaria Bergman hace un uso y abuso de las declaraciones que expresan “pesar” o “beneplácito” en torno a alguna situación: pesar por el fallecimiento de la escritora Elsa Borneman o beneplácito por la asunción del papa argentino, por ejemplo. También promueve aceitadamente declaraciones de “huésped de honor” entre ellas a Marilee Grindel (de la fundación Rockefeller y Universidad de Harvard), la banda de rock Kiss y a Sri Sri Ravi Shankar.

Este tipo de intervenciones, que no plantean leyes ni resoluciones, representan casi la totalidad de las intervenciones legislativas de Bergman.

//

Daniel Filmus

Es actual senador de la Ciudad de Buenos Aires, donde preside la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto. Fue ministro de Educación, Ciencia y Tecnología de la Nación (2003-2007) y Secretario de Educación del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (2000-2003).

En esta etapa legislativa Filmus también promueve de manera recurrente las declaraciones de pesar/beneplácito a favor de personalidades, las cuales representan más del 50% de sus intervenciones. Sin embargo, como cabeza de una comisión también presentó proyectos de ley de los más diversos.

Uno de ellos plantea al 10 de marzo como “día del guitarrista de rock nacional” en homenaje al fallecimiento de Pappo.

Otros, más serios:

-Salud: proyecto de ley que garantice la participación de las personas con discapacidad en los diversos ámbitos de la vida social; y un proyecto de ley de control de tabaco.

-Justicia: transferencia de la justicia nacional en lo civil y en lo comercial de la Nación a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

-Código penal: incorporación entre las agravantes al femicidio, al femicidio vinculado y al homicidio por orientación sexual.

-Ciencia y tecnología: proyecto de ley de promoción de la inversión privada en las actividades científicas y tecnológicas.

-Transporte: proyecto de ley creando el sistema de transporte integrado de transporte metropolitano (SITRAM)

Finalmente sobre educación, tema del que es especialista, promovió la creación de un sistema nacional de bibliotecas escolares, un proyecto de ley de cooperadoras escolares y un último estableciendo el boleto escolar gratuito y tarifa reducida para estudiantes y docentes.

//

Juan Cabandié

Presidente del bloque de legisladores porteños del Frente para la Victoria. Ahora busca ser diputado nacional por la Ciudad.

Su actividad legislativa tiene dos tipos de intervenciones: por un lado, se dedica a elaborar pedidos de informes que intentan monitorear el accionar del gobierno porteño en materia de obras públicas (Teatro Colón, hospital Borda y Argerich) y otras competencias (informe sobre trabajo textil, sobre el sistema de seguridad pública, etc.).Y por otro lado presentó una serie de proyectos de ley de distinta índole, aunque también muchos de ellos se dedican a tironearle recursos a la Ciudad en materia de educación y salud.

-Proyecto de ley que crea el colegio profesional de meteorólogos.

-Creación del registro de cuidadores de automóviles en la vía publica.

-Creación del régimen de protección de los inquilinos

-Propuso la asignación saludable en instituciones educativas, que tiene como objeto promover la alimentación saludable y fomentar la actividad física para prevenir la obesidad infantil.

-Ley de creación de centros de estudiantes en las escuelas porteñas.

-La asignación universal de útiles escolares.

-Proyecto de ley para ciegos y disminuidos visuales, que dispone dispositivos sonoros en las principales avenidas.

-Proyecto de ley para que la ciudad levante un monumento a Diego Maradona.

//

Alfonso Prat Gay

Es diputado nacional por la Ciudad de Buenos Aires y aspira a ser senador a partir de diciembre.

Es licenciado en Economía graduado en la UCA, con estudios fuera del país.

Fue presidente del Banco Central de la República Argentina en plena crisis, entre diciembre de 2002 y septiembre de 2004, durante las presidencias de Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner.

Trabajó para la J.P Morgan en Nueva York, una financiera acusada de llevar a cabo una matriz de fuga de divisas en países latinoamericanos, acusada por lavado de dinero, evasión tributaria, entre muchas otras.

Asesoró financieramente a Amalita Fortabat, la mujer más rica de Argentina durante mucho tiempo, y fue uno de los diez allegados que cargó su féretro durante su velorio recientemente.

Su desempeño en el Congreso se orienta a cuestiones económicas, fundamentalmente al traspaso de fondos de Nación a las provincias. Tiene tres proyectos de ley publicados en ese sentido: un proyecto para mejorar la distribución a las provincias; la creación del fondo federal solidario para financiar provincias y municipios; y un régimen de cancelación de deudas que mantiene el Estado nacional con las provincias. Por otro lado también planteó en otra ley la emisión de billetes de $200 y $500.

De tinte más social, vinculado a lo económico presentó un proyecto de ley que plantea modificar el impuesto a las ganancias y el impuesto a los bienes personales, y pidió un informe al ejecutivo sobre la desaparición de María Cash.

//

Victoria Donda

Como diputada actual por la provincia de Buenos Aires, Donda tiene una actividad parlamentaria vinculada a su militancia con los derechos humanos.

-Minería: mediante una resolución solicitó la suspensión de los trabajos en el proyecto Pascua Lama de la provincia de San Juan; realizó un pedido de informes sobre el cumplimiento de la ley que prevé un presupuesto mínimo para la preservación de los glaciares y del ambiente periglacial; y a modo simbólico impulsó una declaración en repudio a la represión policial contra vecinos y asambleístas de Tinogasta, Catamarca, en mayo de 2012.

-Agrotóxicos: pedido de informes al poder ejecutivo sobre diversas cuestiones relacionadas con el stock del insecticida endosulfán; y planteó la prohibición de pulverizar el territorio nacional con plaguicidas, agrotóxicos o bicidas químicos.

-Medioambiente: modificaciones sobre el libre acceso a la costa de lagos y ríos, y la declaración del agua como “bien común”.

-Ley antiterrorista: pidió la derogación de esa ley planteada en la modificación del Código Penal que asevera las penas en casos de actividades delictivas con “finalidad terrorista”.

-Despenalización de estupefacientes: modificación sobre la ley 23737 que despenaliza la tenencia de drogas.

-Pueblos originarios: a modo simbólico hizo declaraciones en repudio a las represiones sufridas por los Qom en Formosa.

-Desaparición forzada: “expresó preocupación” por la desaparición de Daniel Solano.

-Empresas recuperadas: Ley sobre concursos y Quiebras, que plantea una modificación sobre los créditos laborales para las cooperativas de trabajo autogestionadas por sus trabajadores.

-Seguridad: planteo de interpelación a la ministra de Seguridad Garre sobre la existencia del llamado Proyecto X de la Gendarmería Nacional; sobre la ley orgánica de la Policía Federal, la modificación del inciso de detención por averiguación de antecedentes; convocó a la creación de un mecanismo nacional de prevención de la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos y degradantes; y presentó la creación de una “policía democrática” nacional que reemplace en sus funciones a la Policía Federal.

//

Gil Lavedra

Se destacó por haber integrado el tribunal que en 1985 condenó a los militares que gobernaron el país durante la dictadura en el llamado Juicio a las Juntas. En 1999 fue designado por el presidente Fernando De la Rúa como Ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, cargo que desempeñó hasta octubre de 2000. Entre 2001 y 2003 se desempeñó como juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y entre 2002 y 2005 fue Conjuez de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Entre otras instituciones, es miembro de la Asociación Internacional de Derecho Penal y de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos.

Para las elecciones legislativas de 2009 fue candidato a diputado nacional por la misma ciudad, junto a Alfonso Prat Gay y Elisa Carrió,representando al Acuerdo Cívico y Social, obteniendo una banca en la Cámara de Diputados que ocupa actualmente.

Entre sus proyectos y resoluciones se destacan:

-Pueblos originarios: un pedido de informe al Instituto Nacional de Asuntos Índígenas, Daniel Fernández, sobre las agresiones sufridas por los Qom de La Primavera; y promulgó una ley por la cual los pueblos originarios sean consultados respecto a las medidas legislativas o administrativas que les afecten directamente.

-Tiene una serie de leyes dedicadas al mejoramiento del sistema penitenciario, tales como la modificación de la capacidad de alojamiento en los establecimientos (superpoblación).

-Ley de creación de una Comisión que monitoree la corrupción estatal.

-A través de una resolución planteó cambios en la Ley 24937 que modifica los mecanismos de elección del Concejo de la Magistratura, propuesto por el kirchnerismo en la llamada “democratización de la justicia”.

-Y unas últimas dos leyes que se relacionan con los medios: una que establece un régimen de publicidad y comunicación oficial; y un pedido de informe acerca de la venta del paquete accionario de C5N, Radio 10 y Fms.

//

Pino Solanas

La actividad parlamentaria de Pino como diputado por la Ciudad de Buenos Aires se centra principalmente en temas de energía y transporte público, que han sido objeto también de sus películas.

De corte estructural:

-Energía: prohibición del llamado “fracking” en la explotación de hidrocarburos; fomento nacional para el uso de energía solar concentrada destinada a la generación de energía eléctrica; sobre el gas natural licuado (GNL) propuso un régimen de presupuestos mínimos para su recepción y regasificación; y propuso la creación de Petróleos de Argentina Sociedad del E stado.

-Transporte: en la misma línea nacionalizadora, planteó la creación de la empresa Ferrocarriles Públicos Argentinos como sociedad del Estado.

-Minería: planteó en forma de ley directamente la prohibición de la minería a cielo abierto y la utilización de sustancias tóxicas en la actividad minera.

-Internet: planteó una legislación novedosa de acceso a la obras protegidas en internet, “para obtener la información necesaria siempre que la misma no sea utilizada con fines comerciales o de lucro”.

-Industria: creación de un banco de desarrollo de industria e infraestructura.

Otras, más coyunturales:

-Expresó “preocupación” por los cortes reiterados del servicio de telefonía de las empresas Telecom, Movistar y Claro.

-Mediante una declaración se solidarizó con el periodista del Canal 7 Juan Miceli por haber sido víctima de “declaraciones calumniosas e injuriosas”.

-Planteó la creación de un plan de solución integral para las personas afectadas por las últimas inundaciones.

-Y pidió la expropiación de la ex Ciccone calcográfica al entenderla de utilidad pública.

//

Fernanda Reyes

La compañera de Fórmula de Fernando Solanas ingresó al ARI a principios del 2001, y a fines del 2007 fue elegida Diputada Nacional (periodo 2007-2011) por la Ciudad, siendo miembro de las comisiones de Minería, Previsión Social, la Comisión Bicameral del Control del Fondo de Garantía y Sustentabilidad y de la de Vivienda y Presupuesto.

Durante su trabajo en el recinto se destacaron sus proyectos de ley de protección ambiental para la actividad minera, la ley de Adaptación al Cambio Climáticoglobal y la mitigación de los gases de efecto invernadero y la ley que garantizaba el 82% móvil para los jubilados, luego vetada. A su vez como diputada elaboró una serie de informes sobre la actividad minera en donde se demostraban las vinculaciones entre el veto a la Ley de Protección de Glaciares y los intereses mineros, que se tradujeron en una investigación judicial.

//

Elisa Carrió

Desde diciembre del 2009 es diputada nacional de la Coalición Cívica por la Ciudad de Buenos Aires, miembro de las Comisiones de Asuntos Constitucionales y Juicio Político.

Tiene una actividad parlamentaria intensa.

Sus intervenciones son de lo más variadas. Muchas con contestatarias a actos del gobierno, denuncias, pedidos de informe, declaraciones, y otras son propuestas en forma de ley o resoluciones.

-Libertad de expresión: propuso la creación de una comisión bicameral que siguieran “hechos que pudieran implicar una restricción o cercenamiento de la libertad de expresión”.

-Baja de la edad de la imputabilidad: régimen legal aplicable a las personas menores de dieciocho años de edad infractoras de la ley penal.

-Negocio del juego: creación de una comisión bicameral especial investigadora “sobre los juegos de azar o suerte”.

-Medioambiente: pidió que se declare la emergencia ambiental de la cuenca Matanza-Riachuelo por un período de 5 años.

-Constitución nacional: planteó modificar el régimen de caducidad de mandatos legislativos como parte de una reforma constitucional.

-Pueblos originarios: plantea una formalización de las comunidades originarias, a través de un registro de inscripción, que incluye desde la delimitación de las tierras que ocupan hasta la implementación de planes educativos y culturales.

-Sobre la reforma de la Justicia: pidió la derogación del artículo que modifica el régimen de los decretos de necesidad y urgencia.

-Obras públicas: creación de la oficina nacional de monitoreo.

-Gremial: derecho de sindicalización de las fuerzas federales de seguridad.

-Malvinas: reconocimiento histórico a los soldados conscriptos continentales de la guerra, quienes acampan hace años en Plaza de Mayo.

-Adicciones: propuso un programa nacional de prevención y asistencia pública integral de las adicciones, en el marco del Ministerio de Salud.

Carrió promulgó juicios políticos contra casi todos los funcionarios kirchneristas por “mal desempeño de sus funciones”, incluida Cristina Kirchner, no llegando a concretar ninguno. También activó el juicio político en contra de Domingo Cavallo y emitió un informe que declaraba personas no gratas a los miembros de la “misión técnica” del FMI que desembarcaron en 2012 en Argentina.

También presentó modificaciones al Código Penal tendientes a mejorar la situación de las mujeres y leyes a favor de los jubilados.

//

Claudio Lozano

Es diputado nacional por la Ciudad y se postula para senador en la Ciudad por el partido Marea Popular, que debuta en estas elecciones.

Entre sus proyectos como diputado, es conocido el que amplía el derecho de votar hasta los 16 años, luego apropiado por el kirchnerismo, y otras propuestas de ley que extienden las asignaciones universales a la ayuda escolar, la discapacidad, el nacimiento y hasta la etapa prenatal.

Como economista, planteó una serie de leyes que modifican las “contribuciones patronales”, como la fijación de una alícuota del 33%, y promulgó la Ley de Tarifas de Interés Social para usuarios de agua, energía y gas en estado de vulnerabilidad económica: tarifas menores al 50% del valor regular, prohibición de suspensión del suministro, entre otros.

Planteó un régimen legal del trabajo doméstico y una serie de leyes que protegen los derechos laborales. También motivó a la Cámara a crear una comisión bicameral de seguimiento a la “crisis del INDEC”.

Y promovió un proyecto de ley que incluya la figura de “ausente por desaparición forzada” en los padrones electorales.

//

Jorge Altamira

Fue cinco veces candidato a presidente (1989, 1995 y 1999, 2003 y 2011) y desde el 2000 al 2004 fue Legislador de la Ciudad de Buenos Aires.

Desde la legislatura impulsó la jornada de seis horas para los trabajadores del subte y varios proyectos de expropiación de fábricas recuperadas (Brukman y Grissinópolis, las más célebres), leyes de urbanización de las villas de la Ciudad y un proyecto de ley de salario mínimo igual al costo de la canasta familiar.

El subsidio de los artistas

La comunidad de la danza tiene necesidades postergadas por más de un siglo. Los propios artistas se hicieron cargo de pensar políticas para el área y elaboraron la Ley Nacional de Danza, que llegó al Congreso el pasado septiembre.

“Profundizar la democracia” es una fórmula que suele emplearse para referirse a la realidad política de nuestro país. Se habla de mecanismos de participación más directa, de un control ciudadano de los gobernantes, de reforma de los Poderes y de transparencia institucional. Pero, ¿por dónde empezar a hablar cuando se trata de prácticas tan enquistadas, de “reglas de juego” implícitas del aparato estatal? ¿Cuántos son los agujeros negros en el conocimiento de nuestra propia sociedad y su funcionamiento? ¿En dónde buscar la “letra chica” que rige los manejos solapados de nuestros funcionarios?

En este caso, hablamos de legislación y de un proyecto de ley en particular: la Ley Nacional de Danza. En 1994, con la reforma constitucional, se introdujo en el artículo 39 la llamada “Iniciativa Popular”, mediante la cual cualquier ciudadano puede presentar proyectos de ley en la Cámara de Diputados. Para ello, debe reunir las firmas del 1,5% del padrón electoral utilizado en las últimas elecciones de diputados nacionales. Estamos hablando de un número aproximado de 500.000 personas. Aunque el porcentaje requerido parezca lógico, deja en una situación extraña a ciertas minorías o colectivos específicos cuyas problemáticas no son comprendidas, siquiera conocidas, por el resto de la sociedad. Es ese vacío el que hace las veces de empujón para la formación de alianzas, deseables o no. Aun de alcanzarse la cifra o de encontrar alternativas para la presentación del proyecto, cabe preguntarse si como ciudadanos estamos preparados para emprender semejante empresa como la que requiere la redacción de una ley. Una tarea de un valor central en nuestra sociedad, se nos presenta como una realidad del todo ajena. Muy desdibujada está la estereotipada imagen del ciudadano que sube las escaleras del Congreso con una ley enrollada bajo el brazo.

La comunidad de la danza tiene necesidades postergadas por más de un siglo. En situación de desprotección y desregularización, los artistas del movimiento se desplazan como puntos ciegos ante los ojos del Estado. Ya desde el 2007, se viene gestando un proceso arduo que culmina con la presentación del proyecto de la Ley Nacional de Danza en la Comisión de Cultura del Congreso en septiembre del año pasado. Hace 5 años, parecía que una oportunidad se abría para mejorar esta realidad. El entonces Ministro de Cultura, el Dr. Gustavo López (hoy Subsecretario General de la Nación) hizo una convocatoria a la Casa Rosada abierta a toda la comunidad de la danza, motorizada por el trabajo de Marcelo Isse Moyano, quien siempre estuvo vinculado a los debates relacionados con la legislación para la danza. Este repentino interés llenó la vereda de Balcarce 50 con gente de distintos puntos del país. Sin embargo, pronto se desvaneció. Solo unos pocos pudieron entrar a la reunión en la que se expusieron las demandas y luego de esto, nada más pasó. El interés se había perdido.

Entonces, estuvo claro, se tenían que hacer cargo ellos mismos y rebuscárselas. Como están acostumbrados a hacerlo. Comenzaron a reunirse en asambleas en el Centro Cultural de la Cooperación para discutir las problemáticas y aunar las fuerzas. Esta iniciativa transversal e independiente era una experiencia bastante inédita para un colectivo que funciona de forma fragmentada, con diversos organismos que no siempre cohesionan entre sí. Pero pronto, el quorum comenzó a disminuir y se formó un embudo que culminó en tres mujeres de la danza, que conformaron el Grupo por la Ley Nacional de danza: Mariela Ruggeri, que a su vez coordina desde 2013 el Área de Danza en el Centro Cultural de la Cooperación; Eugenia Schvartzman, que milita en Proyecto Sur; y María Noel Sbodio, que también es socióloga y en ese momento era asesora del diputado socialista Miguel Ángel Barrios. A partir de sus trayectorias diversas, iniciaron un trabajo que duró varios años, con el aval de distintas asociaciones y profesionales del país. Ruggeri cuenta: “Continuamos las tres y vino la parte más dura del trabajo. Que fue darle forma real y concreta a toda la información que se había recolectado, empezar a estudiar estrategias de otros lugares, otras leyes que excedan a la del Instituto Nacional del Teatro, que inicialmente tomamos como modelo. Nos reunimos con Alejandro Robino que había estado en la creación del proyecto de esa ley y hoy tiene una visión muy crítica. También con el Director Administrativo de Iberescena, Guillermo Heras Toledo, que también fue responsable del Plan Estratégico para la Danza en España. Nos reunimos con economistas, con constitucionalistas. Llegaban puntos en que nos encontrábamos ante un abismo y nosotras no lo podíamos resolver”.

El proyecto ingresó en la Cámara de Diputados en septiembre del año, la presentación fue realizada por mesa de entradas como “Comunidad de la Danza”. Ruggeri advierte que en el proyecto de ley hay un programa federal y en su fundamentación encontramos que: “La danza, en sus diversos géneros y manifestaciones, por su valor social y por constituir un factor esencial en el desarrollo de la cultura al ser creadora de valor simbólico, será objeto de promoción, estímulo y apoyo del Estado”. Uno de los principales puntos es la creación del Instituto Nacional de Danza (IND), encargado de desarrollar las políticas estratégicas para la danza. Deberá brindar apoyo financiero a la creación y producción de la danza no oficial, a salas no oficiales que se dediquen a la danza, a la investigación teórica, técnica y artística y a la formación y perfeccionamiento de coreógrafos, intérpretes, investigadores, docentes, gestores y productores de danza. Contempla la segmentación de seis regiones culturales, para atender a las necesidades y dinámicas de cada lugar, y la creación de circuitos culturales que fomenten la distribución de la danza. Otro de los tópicos atiende a la difusión y se propone la creación de un canal de televisión para el IND, así como un espacio dedicado a la danza en los medios estatales. Esto viene a saldar una deuda que no atañe a lo económico. Tiene que haber políticas culturales que apoyen a la danza con la construcción de hábitos culturales, con la creación de espectadores a través de la presencia de la danza en los medios de comunicación y en el sistema educativo.

Como un eje transversal, en la ley se propone una concepción del artista de la danza como trabajador. Respecto de esto, Mariela Queraltó, de la Dirección de Danza de la Secretaría de Cultura de la Nación, alerta: “Los artistas de este medio deben concientizarse de que son trabajadores, y como tales tienen derechos laborales inalienables. Son trabajadores porque crean sentido en el universo cultural y, por lo tanto, deben ser respetados y considerados. Me da bronca que a los artistas del movimiento se les suele ofrecer una sala de ensayo, pero también gratis se vuelve su trabajo. En cambio, por ejemplo, a los músicos, si no les pagás lo que estipula el SADEM, no tocan una nota, ni en ensayos ni en espectáculos. Me parece bien: para eso lucharon. Pero los bailarines no tienen ese respaldo. Un bailarín invierte tiempo en su formación, dinero en capacitarse, como cualquier otro profesional… Las nuevas generaciones tienen que tener esto muy presente, para lograr un lugar en el medio cultural de nuestro país. El artista del movimiento aún tiene mucho para decir y hacer”[1] Sobre esta falta de amparo jurídico en la profesión del bailarín, Mariela Ruggeri comparte y agrega: “No estamos considerados ni autoconsiderados como sujetos de derecho”. A su vez, expone una preocupación que es compartida: “No sé de qué me voy a jubilar”. Esta profesión requiere una contante entrega del cuerpo y, a su vez, que los artistas sigan bailando y enseñando hasta muy entrada la vejez para escaparle al desamparo o la búsqueda de una actividad alternativa a la danza para poder mantenerse.

Para la formación, encontramos en el ámbito público al Instituto Universitario del Arte, el Instituto Superior de Arte del Teatro Colón, el Taller de Danza Contemporánea del Teatro San Martín, entre otras tecnicaturas y escuelas en las diferentes provincias. Y es un fenómeno de público conocimiento que estas instituciones suelen contar con una cantidad abultada de alumnos. Pareciera que es cada vez más la gente que elige el arte como medio de vida, y en particular la danza. Ruggeri nos advierte sobre el problema que se oculta detrás de esto: “Si el Estado sostiene esta cantidad de organismos para la formación de artistas y con un perfil más académico, es porque hubo un proyecto para poner eso en marcha. Pero el proyecto no puede terminar cuando el artista pisó la calle, falta una parte: ¿en qué campo se inserta ese artista? Es una falencia grosera. No podemos seguir con un pensamiento neorromántico, porque no va. En todo caso, la bohemia puede ser una elección personal. Pero hay que generar políticas que permitan un desarrollo sustentable, porque estamos hablando de personas que no pueden hipotecar la vida de esa manera.” También nos recuerda otro de los objetivos de la ley, que tiene que ver con diferenciar las necesidades de las múltiples danzas que conviven en nuestro país: “No hay una sola danza, hay muchas danzas, y cada una tiene su particularidad. Entonces, la danza de investigación que no replica solamente un repertorio, tiene necesidades distintas que la danza clásica que requiere una explotación máxima del cuerpo que responde a un ideal social de belleza. El problema es que el que está investigando, intentando mover un poco la estructura, no tiene recursos. (Y tampoco lo tiene el clásico, el folclore, y demás). Entonces, ¿qué va a hacer? Tiene que laburar para vivir, y la investigación, si puede, la tiene que hacer ad honorem”.

Esta última denuncia nos lleva directamente a repensar los términos de la independencia en el arte. No es necesario agregar demasiado sobre sus bondades, respecto de la libertad en el proceso creativo, si pensamos en el arte como un lugar para expandir nuestra conciencia, para cuestionarnos a nosotros mismos y pensarnos de otro modo. Sin embargo, esta independencia oculta la precariedad en el trabajo y la falta de recursos económicos que financien los proyectos. Los artistas se convierten así en sus propios gestores: “Hay una nueva ola que es la del artista – gestor, y está re bien visto. Pero yo puedo gestionar recursos donde hay un campo fértil y donde hay una coherencia en los programas de esa oferta, pero ¿gestor de qué? ¿De mi propia pobreza? Ante esta situación se producen distintas reacciones: la migración, el bailarín o bailarina que puede migra para buscar más chances; la desidia, es decir que después de años de estudio, se cambia de profesión; o elegimos una carrera paralela que tenga que ver con lo corporal que y nos permita subsistir. Mientras, subsidiamos al Estado y a la sociedad con lo que creamos. Nosotros somos los que estamos subsidiando”, dispara Ruggeri.

Por estos tiempos, se debe reestablecer el contacto con la Comisión de Cultura (pasado ya el verano) y acordar los días para ir a trabajar sobre el proyecto con asesores de los diputados. Finalmente, llegará el tratamiento. Es un proyecto que tiene tres despachos, debe pasar por Comisión de Cultura, de Educación y (la más temida) de Presupuesto. Mariela Ruggeri nos deja un mensaje: “Tiene que haber gente que pelee para que eso suceda. Ahora es el momento para que esté el apoyo de todos, tiene que estar en la agenda de todas las organizaciones, de todos los grupos. Nadie te va a sancionar una ley porque bailes lindo. Esto hay que ponerlo en manos de los jóvenes, porque en la gente grande aunque hay experiencia hay un cansancio lógico. Y sobre todo, esto hay que ponerlo en boca y en piel y en huesos, porque estamos hablando del cuerpo”.


[1] Melgar, Analía. “Panorama de la danza en la Argentina, siglo XXI”. La revista del CCC [en línea]. Septiembre / Diciembre 2011, n° 13. [citado 2013-04-15]. Disponible en Internet: http://www.centrocultural.coop/revista/articulo/283/. ISSN 1851-3263.

Solo la máquina del tiempo puede dar justicia

Luz y Diego viajaban en un taxi y al bajar se olvidaron una mochila, con un carnet de vacunas de su hija. El último 21 de diciembre les allanaron la casa y los detuvieron culpándonos de un homicidio. En el reconocimiento, los datos no se correspondían con ellos, pero igual los acusaron. ¿Qué pasó en el medio? Un caso, en los suburbios, parecido al de Fernando Carrera.

Luz, mi hija no puede hablar. Te cuento yo. No tenemos mucha información porque llevamos once meses sin el expediente. El abogado, Doctor Suárez, no puede hacerse cargo todavía de la causa. Luz está con arresto domiciliario; Diego Romero en el Penal.

Luz tiene 27 años, Diego 30. Tenían un trabajo. Ella era efectiva en Laboratorios Cuenca, la fábrica de Issue, con cinco años de servicio, un buen trabajo. Mi yerno también tenía un buen trabajo en la metalurgia. Son de Ledesma. Vinieron hace ya siete años para trabajar. Allá solo está la azucarera, el hospital y el municipio.

Los detuvieron el 21 de diciembre pasado después de un allanamiento culpándolos de un asesinato de un muchacho en Castelar. Ellos habían perdido una mochila en un remis en el mes de julio. Dentro de ese bolso había un certificado de vacunas de su hija, Zaira. Ahí a Diego lo llevaron a la Dirección Departamental de Investigaciones de Merlo. A ella, a la comisaría de la mujer. El 23 les hicieron una rueda de reconocimiento de la que participamos yo, que tengo 53 años y llegué en ese mismo momento, una tía de Diego, de 40, y otra, de 32, que es gordita, nada que ver con lo que había descrito la viuda. La única que asimilaba la edad de la que buscaban es Luz. Éramos todos familiares. Así más vale que le dio positivo. Él apareció con el pelo cortado parecido al identikit, cuando no lo tenía así. Hay una declaración de la viuda que declara que mi hija es de tez blanca y tiene el pelo castaño claro. Nada que ver. Cuando fue a la rueda dijo que era ella. No entiendo, ¿me entendés? Después dice que Diego es de tez bien blanca y tiene una barba tapada. Y nada que ver. Tiene unos pelitos y nada más. Es trigueño.

Una rueda mal hecha. Yo en mi desesperación… solo llorar y llorar… ni ahí se me metía que eso estaba mal. Ignorante de todo esto porque nosotros no sabemos de estas cosas. Ni siquiera sabíamos que podíamos tener la causa, sino íbamos por todos lados. Ahora la estamos peleando.

Ahí empezó todo este caos. Hay otras tres personas detenidas: la dueña del Nextel que estaba en la mochila, una señora que vive cerca de la viuda y el remisero. Los detenidos dicen quiénes fueron los culpables, que no son ni Luz ni Diego.

Entre los dos primeros abogados nos sacaron 40 mil pesos a dos familias humildes que con esa plata vivimos tres, cuatro años. Estamos endeudados hasta la cabeza. El primero no hizo nada más que lograr la morigeración para mi hija por tener una nena que todavía tomaba el pecho. Ahora tiene dos años. A él lo pasaron al penal directamente. Le habían dado la morigeración, pero la fiscal apeló con el argumento de un “intento de fuga”. De vuelta como no tenemos el expediente, no podemos decir nada. Después estuvimos con el Doctor José María Vera que pidió agregar cosas a la causa: testigos de la pérdida de la mochila, la remisería donde ellos perdieron la mochila, los locales a los que fueron a comprar ropa al Soleil, Boulogne. No se acuerdan la hora, pero tienen la factura, pagaron con tarjeta de crédito. Un ladrón no va a salir a robar y, después de matar, ir a comprar. De Castelar a Boulogne, ¿cuánto tiempo hay? Debe haber también un horario de entrada. Ellos pagaron a las 18. Por eso queremos que investiguen, las cámaras. Todo. La fiscal no investiga. Hace oídos sordos a todo eso. Directamente quiere la cabeza de mi hija y de mi yerno. Mirá que los testigos declararon en la audiencia quiénes son los culpables.

Diego y Luz no tienen antecedentes, no tienen nada. Desde que vinieron, lo único que hicieron fue trabajar y trabajar y trabajar y trabajar. Nada más. Él estudió y todo y aun así se seguía perfeccionando para volverse, porque ninguno querían estar acá. Se vinieron por la fuente de trabajo nada más. Él dibuja y estudia dentro del penal. Mi hija no puede hacer nada. Hace una tarta, una torta. No puede salir a ningún lado. Está sin pulsera y sin nada, pero siempre adentro de la casa.

Ahora ella está en José C. Paz, con la compañera de trabajo que la alberga. Yo voy una semana al mes a Ledesma y vuelvo. No la puedo dejar sola. Me voy a quedar hasta que recorra todo Buenos Aires y se aclare. Ya he tocado un montón de puertas. No sé cuántas tendré que tocar hasta que esto se aclare. Es lo único que necesitamos, que agarren a los verdaderos culpables.

Yo allá trabajaba en el hospital. Para poder pagar los abogados tuve que embargar mi sueldo no sé por cuánto tiempo porque saqué préstamos de todos los bancos habidos y por haber. Mis cinco hijos que están allá trabajan, juntan planta y nos mandan a fin de mes y con eso nos mantenemos, para poder seguir peleándola. De mi hija se hizo responsable por la morigeración una amiga del trabajo. No nos cobra la luz, nada. Nos dio lugar, todo. Nos ayuda cuando puede. Al principio recibimos mucha ayuda de los compañeros de trabajo de mi hija: mercadería, dinero, comida, pañales, leche. Con todo lo que nos podían ayudar, lo hicieron. Hay muchas organizaciones apoyando esto, familiares de víctimas como Rubén Carvallo, Sandra Corrado, Lucas, los Arruga, el caso Bordón.

Necesito que alguien haga presión para que investiguen esto. Cuanto más tiempo estamos así, más gastamos. Los recursos ya son mínimos. Para no dejar solo a Diego también nos tenemos que movilizar.

Con el solo hecho de investigarlos a ellos, a Diego, a Luz, lo que dijeron, cómo pasó, esto no pasaba. No agarraban a dos perejiles. Nos cortaron las manos, los pies a dos familias. ¿Por qué no hicieron la rueda de reconocimiento en el acto así la gente se acordaba las caras? Hay testigos que saben que ellos no fueron, pero tienen miedo. “¿Si a ellos, inocentes que vinieron a trabajar, los metieron presos, qué nos pueden hacer a nosotros?”, piensan.

Reciclaje

Se inicia la serie de cortometrajes realizados por Corto al pie, en exclusivo para NosDigital. La lógica de los productos de consumo descartables asumida a pleno gusto por la sociedad, ahora se ve bien reflejada en las nociones laborales. El reciclaje de personas no implica su reutilización, será todo lo contrario. Adentrate a verlo.

Continue reading Reciclaje

Petitorio de la Red Nacional de Revistas Culturales

Buenos Aires, 5 de febrero de 2010

La Red Nacional de Revistas Culturales ha acordado los siguientes

objetivos de corto plazo:

1)      Exigir la quita del IVA

2)      Exigir una cuota de participación en la pauta oficial

3)      Exigir una cuota de difusión en los medios públicos

4)      Exigir que la Secretaría de Cultura de la Nación restituya el
programa de compra de ejemplares de revistas culturales para las Bibliotecas
Populares de todo el país.

5)     Exigir un acuerdo marco con el Correo Argentino para que
nuestras revistas tengan una tarifa que incentive su circulación
nacional e internacional.

Solicitamos, también, que el Ministerio de Educación integre nuestras
publicaciones a sus programas de formación docente y contar con un
espacio de Feria permanente en las ciudades de todo el país.

Por la Red Nacional de Revistas Culturales:

Diario de Poesía

Revista MU

Revista Barcelona

El Amante Cine

THC

Exabrupto

Revista Barrilete

Artetexto

Arte al día

Lilith

Fardom

Mapa de las artes

El jabalí

Cantabile

Pliegos de Arte

El Tangauta

La pulseada

La búsqueda

Revista Panza Verde

Revista Gata Flora

Cultura Lij

Sudamerika