La Petit Mort

Intervención fotográfica digital

Carlos Darío Albornoz

A partir del 22 de agosto en el Centro Cultural Flavio Eugenio Virla de la Universidad Nacional de Tucumán

Memoria conceptual

La petite mort, también conocida como La pequeña muerte, hace referencia al período refractario que ocurre después del orgasmo sexual.

Puede ser interpretado como la pérdida del estado de conciencia o desvanecimiento post-orgásmico que sufren las personas en algunas experiencias sexuales.

De manera más amplia se puede referir al gasto espiritual que ocurre luego del orgasmo, o a un corto período de melancolía o trascendencia, como resultado del gasto de la “fuerza de vida”.

Se trata de 10 fotografías digitales tomadas a 10 personas en el momento en que tienen su orgasmo. Dichas fotografías han captado solamente us rostros y la expresión es el motivo mismo de la fotografía, su esencia.

Las tomas son cerradas y sacan completamente de cuadro el cuerpo y su genitalidad, la que considero irrelevante en estas fotografías ya que si participaran de la imagen solamente producirían un ruido visual que impediría la lectura correcta de la obra.

 

Indagar en lo prohibido, en la desfachatez del posante y en la vergüenza del espectador, en su incomodidad. En sus perversiones también, en lo que está tapado, oculto, nunca en lo que se tapa del cuerpo para que el espectador construya sino en lo que se tapa del espíritu para que el espectador se incomode.

“En la foto subsiste un elemento perverso si admitimos que en ella nos mueve la aspiración para registrar aquello que está más allá de lo que la visión nos ofrece. El carácter de elisión del objeto”, sostiene Armando Silva.[1]

Ahí me salí de lo meramente estético para indagar en lo profundamente humano. La soberbia de la mirada, la mirada que te penetra desde la fotografía. Cada uno de nosotros necesita del otro, cuando te mira se presenta, te presenta y te representa.

Cuando no te mira y mira hacia otro lado te deja con la sensación de distancia y desdén. Cuando no te mira y sabes por qué no te mira, que no te quiere mirar, te invita a indagar su decisión y pretensión.

La mirada te penetra desde la foto. Si te mira se presenta y representa. Si no te mira te deja la distancia y el desdén. Te invita a indagar.

 
 
CARLOS DARÍO ALBORNOZ
Fotógrafo – Daguerrotipista – Conservador de Fotografías
Corrientes 1733 – San Miguel de Tucumán (T4000ECK)
Tucumán – Argentina
Tel 54 381 423 9438
Cel 54 381 156 096 778
www.daguerrotipos.com
www.carlosdarioalbornoz.com.ar


[1] Armando Silva: Álbum de Familia – La imagen de nosotros mismos. Ed. Norma, Santa Fe de Bogotá. Colombia. 1998