“El rock no es lineal y creo que Pier lo abarca en su totalidad”

Pier es una banda de rock rolinga de los 90′, dirían algunos. Que se curtan: Ya entrados en la segunda década del 2000 y tras 18 años de carrera, se mantienen vigentes y expresando su amor por la música. El 17 y 18 agosto se presentan en La Trastienda a festejar con su público la reedición de su primer disco, “La Codiciada”. Pier es una banda de rock. Y punto.

Es lunes, pero de esos lunes lindos, los soleados de invierno que te sorprenden abrigado. Llegamos al edificio en la calle Dorrego a las 16.30, el momento del día que más me gusta, la hora de los mates. El ascensor casi camuflado en la pared nos sube al quinto piso, toc toc, unos segundos y se abre la puerta. En el departamento luminoso de Palermo, sentados en unos lindos sillones cerca del ventanal, nos reciben Ramiro y Agustín Cerezo; cuando nos saludan se presenta cada uno por el nombre. Como si fuera necesaria la presentación. Ellos son Pier y marcaron una etapa musical de mi adolescencia.

“Está bueno, yo creo que tiene que ver con la carrera que llevamos a cuestas, después de 18 años me imagino que hemos penetrado en la gente de alguna manera y eso marca que evidentemente estamos haciendo las cosas bien por decirlo de alguna manera. Siempre tratamos, a medida que fueron pasando los años, de generar cosas que tengan que ver con lo artístico, puntualmente con lo musical que es el palo nuestro y bueno, parece que está muy bueno y nos hace sentir bien que haya gente que se identifique con las canciones nuestras, con los discos, con los shows, que tiene que ver con lo que Pier hace y con lo que venimos forjando hace muchos años”.

Si, leíste bien. Pier lleva transitando escenarios 18 años, a lo largo y ancho del país, de países.  Pero durante esta charla lo que gira es el mate, que deja lugar a recuerdos de presentaciones. Pienso que deben ser recuerdos infinitos, DIECIOCHO años. ¡Qué huevos para seguir estando vigentes!  “Tiene que ver con el esfuerzo, con la dedicación, con el amor por la música, son un montón de cosas. Ser perseverantes, confiar en lo que hacemos, tratar de crecer con defectos y con algunas virtudes y siempre tratando de hacer algo que a nosotros nos llene y que esa satisfacción que sentimos se traslade a la gente”.

La satisfacción se transforma en agite y, del otro lado de los micrófonos, hay gente de todas las edades, algunos que siguen ahí desde los inicios, otros que se sumaron, reciclaron, fueron y volvieron. Todos ellos fervorosos, pasionales. Ramiro y Agustín lo reconocen y se sienten halagados. El agite del rock encarnado, pero con su propia impronta, destilando su propio estilo, evolucionando. “El núcleo de la música de Pier es el rock. Después, el rock tampoco es tan lineal, fijo, tiene sus derivaciones para distintos lados y yo creo que Pier lo abarca en su totalidad”.

Algunos comentarios del calor del edificio, de la calefacción central que no bajan, un par de mates más, unos tragos de gaseosa del otro lado de la mesa y ya abandonamos la idea de rock como concepto musical, vamos un poco más lejos donde cuesta ver si no fijamos la vista. Ellos me dicen “Es una manifestación cultural” y yo le sonrío a la idea integral que plantean.

Imagen: NosDigital

Tanto camino recorrido los paró delante de mucha gente que los escuchó decir, cantar, pensar, afianzar ideas, muchos de ellos se identificaron e hicieron suya su bandera. “La música, primero que nada es un producto artístico, obviamente que a nosotros nos pasan cosas y tenemos sensaciones de gente que viven en este país, cosas que les pasan a todos. Por eso la gente de Pier se identifica rápidamente con lo que decimos y con lo que sentimos, enseguida se nota”. Uno habla y el otro asiente compartiendo lo dicho: “Estamos en un intermedio, no entretener pero tampoco concientizar. No es nuestra
responsabilidad, si hay una identificación con las cosas que nos pasan, hay muchos que tienen ese tipo de responsabilidades y sería bueno que se hagan un poco cargo”.

La tienen clara y lo dicen claro, no dudan y cada vez que uno habla el otro mueve la cabeza positivamente. No son dos, son uno más uno y así de consolidados salen a rodar su nuevo material “La Codiciada 2012”, una reversión de su primer disco salido a la calle en el año 1998. “La Codiciada es el primero y hubo una serie de demos que se vendieron, algunas copias, pero es muy poca gente la que tuvo ese disco; entonces, por eso quisimos también volver a grabarlo para que las canciones tengan el audio y la calidad necesaria porque fueron canciones que siempre nos gustaron mucho y a nuestro público también, pero además lo grabamos de nuevo para que toda la gente que no lo tenía lo pueda tener. Es como que se reclamaba el disco ese y no estaba en ningún lado, ahora está en todos lados”.

Todas canciones que nunca se dejaron de tocar, pero sobre todo que desde el otro lado nunca se dejaron de cantar. La posibilidad de volverlas a ver en vivo nos invita el viernes 17 y sábado 18 de Agosto a La Trastienda, diez temas de su primer material al que se le suman dos covers de Héroes del Silencio, le dan vida al último trabajo de Pier lanzado de manera independiente.

Una nueva parada en la trayectoria de la banda que desde hace casi veinte años no para de crecer y de cranear nuevas formas de hacerse camino. “Nosotros la luchamos, estamos en la lucha, la gente se identifica con eso también, les cuestan mucho las cosas como a nosotros nos costaron y nos siguen costando a través de los años”. Seis discos, un DVD, dieciocho años, todo hecho palabras en una tarde. Apagamos el grabador y los siento todavía más ellos, dos tipos de barrio y de rock.