¿Qué pasó ayer?

A los trece años tocaron por primera vez en el auditorio del colegio, pero no pensaron que podían seguir manteniendo esa formación de base. Simón basta! sabe que el nombre de la banda se lo deben al perro de uno de sus integrantes, pero no entienden por qué crecieron tanto. Pasaron de un rock profundo a un pop rockero, hicieron un disco que les dio la chance de ganar el premio Vamos las Bandas y hoy siguen. Para el 30 de abril prometen un Marquee que explotará.

Foto: Nos Digital.

Elegimos la última mesa, maní y unas cervezas para conocernos. De a uno van llegando los integrantes de Simón, Basta! a un legendario bar tanguero en el barrio de San Cristóbal. Un lugar mítico para estos pibes. Les dio una ronda más de bebidas una noche de sábado que quería ser inacabable. Allá por el 2007 entre brindis eternos y un poco borrachos nacía la banda.
De madrugada, Fernando “Toti” Veigas, cantante y guitarrista y Santiago Corral, bajista, decidieron volver a tocar juntos y reasumir la unión musical que los hacia a los trece años atreverse al auditorio del colegio.
El perro de Santi ayudó con el nombre cuando mostrando orgulloso un pedazo de planta en la boca los hizo gritar “Simón, Basta!” ¡GUALÁ!
La formación pasó a ser estable cuando se sumaron Ignacio “Beto” Carranza y Marco Miscoria en guitarra y coros, Facundo Corral en piano y sintetizadores y Sebastián Pirani en la batería.
Más tarde llego Juan Manuel Fernandez, manager de la banda. Piden que lo nombremos y explican “Es muy importante. Es manager, motivador, psicólogo, psiquiatra. Es Guardiola junto con Bianchi. Nos enseño de todo, me enseñó hasta a jugar al buscaminas”, agrega Beto sonriendo.

En ese mismo año, grabaron su primer demo y vivieron sus primeros shows, experiencia que los ayudo a llegar mejor parados al primer disco de estudio en el 2010.
“Del 2007 al 2010 ¿Qué no pasó?, pasó de todo. Fue un vuelco total de la banda, tipo la película ¿Qué paso ayer? pero dentro de la música. Nos despertamos no entendíamos nada, habíamos perdido a Toti en la peatonal de Gesell”. Bromean y estallan las risas.
“Cambiamos muchas cosas a nivel musical. El estilo que sale en el Demo, si bien a lo que apuntamos siempre es a hacer más rock, el demo salio demasiado pop. Era muy diferente de cómo sonaba la banda en vivo y algo que queríamos lograr con el disco era que se asemeje más a como sonábamos. Quedo un demo prolijo y lindo pero no el estilo que queríamos hacer”

La historia fue otra con su primer disco, la formación cargaba más kilometraje y a la hora de entrar a grabar Pantera quien le pone su voz a “De La Gran Piñata”, les dio una mano con algunos temas. Una producción conjunta dio lugar a “Desperté”, estaban inmortalizándose.
“Elegimos el nombre Desperté primero porque lo tomamos como la idea de que Simón, Basta! despertó con ese primer disco, eso a nivel musical. Después a nivel conceptual, era un despertar de la monotonía, de la rutina, a todos nosotros nos pasaba estar aburridos con nuestros trabajos, estábamos cansados, entonces volcamos ahí nuestro placer. Despertamos”
El disco les abrió las puertas al concurso “Vamos las Bandas 2010”, en el cual ganaron con su tema “No quiero estar” que fue parte del CD que reunía a todos los finalistas.
“Fue decir, es por acá, vamos bien. Una inyección anímica enorme”

El impulso todavía les dura. Crecieron y sumaron mas publico, se fueron de gira a la costa y tocaron cerca de veinticinco fechas durante todo el 2011 donde ya no los veían solamente familiares y conocidos. Cada vez eran más los que coreaban sus temas.
Se volvieron más fuertes, además de ser una banda son cada vez más amigos. O son amigos, que se ensanchan el pecho como banda.

Estos pibes están llenos de locura espontánea, “Este 2012 cumplimos cinco años y vamos a hacer varias cosas. Queremos seguir creciendo, tocar mucho, que la gente nos siga conociendo. Que nos sorprenda el año. Tener la maquina del tiempo, ganar el loto, comprar una quinta”
Una vez más nos estamos divirtiendo cuando agregan “Esas cosas nos gustarían que pasen, cosas sencillas. Somos pibes simples, no nos gusta andar con vueltas”

Después de una serie de acústicos, el 30 de Abril cierran la primera etapa del año en Marquee. Llegan cambiados, se curtieron y maduraron.
“Tenia el concepto de alcanzar vivir de la música y un día cambio, es vivir para la música”

Viven para la música y juntos en el escenario cada uno de ellos se convierte en lo que realmente quiere ser.

Comments are closed.