Mi proceso creativo

Ver la hoja en blanco, momento incomodo si los hay.
Quien me diga que lo incentiva, lo admiro.
A mí, me nubla. De vez en vez, hasta me bloquea.
Siento un universo de ideas en potencia que no llegan a ser actos.
Necesito aunque sea bocetar algunas líneas.
Que ese vacío deje de ser la nada y se transforme en el infinito.
Mi creación surge del caos que genera tanto espacio disponible.
En ese instante exacto en que algo, sin previo aviso, se activa, y las manos se nos conmueven.
El principio indispensable. Inexplicable. A veces, accidental.
Todo un interrogante.
Un torrente vertebral de pensamientos, nociones, conceptos, transformados en representación.
Casi inigualable la sensación en la que el símbolo se materializa en imagen.
Fluyen elementales ideas inexactas que me ensucian en sentimientos.
Lo cotidiano adquiere magia cuando ingreso a mi taller.

¿Qué es aquello que nos hace entrar una vez más en movimiento?
Todavía no lo entiendo, simplemente se antojan mis sentidos, se mudan y me dictan.
Se tornasolan, inconsecuente trazo sus estigmas.

Comments are closed.