¡Infamias y racismo en una crítica en contra de Evo!

Me acaban de enviar copia de un virulento ataque de Felipe Quispe Huanca en contra de Evo Morales. Me llama la atención que en un texto de apenas 50 líneas haya más de 20 insultos a Evo, amén de al menos un par de expresiones repugnantemente racistas en contra los “q’aras-blancos”, fulminados sin más como “genios malhechores y de espíritus malignos.” Esta declaración de un antiguo líder guerrillero, entre cuyos camaradas de armas figuraba un “blanco” como el Vice-Presidente de Bolivia, Álvaro García Linera, son la expresión de un odio visceral y enfermizo seguramente causado por la formidable paliza histórica que Evo le propinara en la contienda presidencial del 2005, cuando obtuvo el 54% de los votos contra un paupérrimo 2% de quien se arroga la representación de los pueblos originarios de Bolivia. Todo esto le hace mucho daño al proceso político boliviano, que con sus logros y a pesar de sus errores ha abierto una nueva y promisoria página en la historia de ese país. Con su vergonzoso exabrupto Quispe le presta un extraordinario servicio al Imperialismo y la reacción, es decir, a quienes lo confinaron durante cinco años en una cárcel de máxima seguridad por liderar el Ejército Guerrillero Túpac Katari.