Un año

Ni la impunidad.

Ni la indiferencia.

Ni la mentira organizada.

Ni la falta de justicia.

Ni el barro salpicado.

Ni las resacas del plomo.

Ni las risas de los perversos.

Ni la sangre derramada.

Ni la sangre derramada por pensar.

Ni los oídos que ignoran.

Ni nada.

Un año: en un año, la memoria nunca olvida.

Un año: un año, sin Mariano Ferreyra.