Más palazos: últimas noticias del acampe de los jujeños

En la tarde de ayer miércoles 12 de octubre, los trece representantes de asentamientos de distintas localidades de Jujuy, junto a organizaciones sociales y quienes se acercaron, cortaron la avenida 9 de julio como medida de reclamo: que alguien los escuche, alguien solucione la regularización de sus lotes en la provincia y, antes, se les garantice seguridad a éstos y aquellos que quedaron en el norte, que no suceda otro Ledesmazo. Lejos de eso, cerca de las 20 horas aparecieron carros de asalto, un camión hidrante, varias motos y una treintena de uniformados al mando del mismo comisario que negociaba, hace meses, con los qom para que despejaran la avenida. Frente a los jujeños formaron entonces una fila de guardia de infantería, carro hidrante al medio, y otra de policías civiles. Primero salieron los chorrazos de agua contra la pacífica protesta que nomás mantenía interrumpido el tránsito; luego todo empezó a dispersarse y, entre corridas y nervios, la excusa para que avance infantería estaba ya echada: avanzaron sobre los manifestantes, los desconcentraron y fueron a formarse en línea, de nuevo, esta vez rodeando el propio campamento. Mujeres desesperadas, con heridas a la vista, gritaban llorando al comisario; una mujer de casi 80 años que se acercó solidariamente terminó empapada por el carro; horas después todavía podía verse afectados por el gas pimienta. El campamento se mantuvo. No sabemos hasta cuándo. Desde San Salvador de Jujuy, María Hoyos, representante del asentamiento de Monte Rico, cuenta que allá también están rodeados de policía: “Estamos a la vuelta de la casa de gobierno, donde no nos quieren atender, pero sí bajaron la orden que nos rodeen”. Cuenta que hay uniformados con palos, escopetas y hasta perros que los miran desafiantes, ansiosos. En toda la provincia, los ocupantes de los casi 20 asentamientos en reclamo cortaron las rutas provinciales: desde Purmarmarca hasta Fraile Pintado. La cosa va seria. Y, hasta ahora, la única cara visible del estado es la policía federal y provincial.