Elogio de la locura

La Legislatura porteña nombró como Personalidad Destacada al fundador del Frente de Artistas del Borda. Esta distinción entregada a Alberto Sava demuestra una señal positiva a la pelea que lleva

El centro cultural del Borda.

Más que una declaración, el acto que nombrará a Alberto Sava, fundador del Frente de Artistas del Borda, Personalidad Destacada de la Ciudad de Buenos Aires en el Campo de los Derechos Humanos, el 6 de septiembre es una oportunidad de presionar frente a la próxima reglamentación de la Ley de Salud Mental. La iniciativa fue de la diputada Diana Maffía en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires.
Quizás el mayor reconocimiento haya sido escuchar la frase “El arte cambió mi vida, antes era todo medicación y gritos, ahora tengo esperanzas”, de boca del tallerista M. Palavecino, o saber que entre el 4 y el 8 de octubre se realizará el décimo primer Festival y Congreso de Arte “Una puerta a la libertad” -No al Manicomio- en el Complejo Cultural Radio City Roxy de Mar del Plata.
Desde 1984, Sava y los pacientes, psicólogos y artistas del FAB luchan contra el encierro y las violaciones a algunos de sus derechos: pérdida de identidad, fragmentación de los lazos sociales y afectivos, arrasamiento de sus deseos, privación de su intimidad, menoscabo de sus derechos civiles y políticos. La desmanicomialización que proponen requiere al arte no como una terapia, sino como simplemente arte para que los internados no sean objetos sino sujetos. Para gustar y gustarse, divertir y divertirse, transformar y transformarse proyectando en el afuera para romper la exclusión social.