Espias yanquis en Latinoamérica

La excusa fue un estudio antropológico. El objetivo real, conocer las posibilidades de la expansión del socialismo por estas tierras. El Plan Camelot fue diseñado exclusivamente con fines de espionaje. Ojalá hubiese sido la única forma de penetración que ejercieron, pero no.

Estados Unidos tiene ya una larga historia de intervención directa en los asuntos políticos de países extranjeros: desde Vietnam a Cuba, de Granada a Somalia, Afganistán e Irak y, desde fines de febrero, en Libia los soldados norteamericanos han flameado su bandera estrellada en recónditos territorios del planeta, en su indomable lucha imperialista.

El fin de la Segunda Guerra Mundial no solo fue el ocaso del conflicto bélico más grande de la historia hasta el momento, sino que también sería el generador, al interior de decenas y decenas de naciones, de la idea de un cambio. La escasa resistencia que tenían los europeos en sus colonias africanas tomaría un giro de 180 grados, y partir principalmente de los 50’ emergerían numerosas guerrillas, movimientos armados y políticos en pos de la independencia nacional. Así, países como Marruecos, Túnez, Sudán, Ghana, Libia y Guinea, alcanzaban sus objetivos aún antes de cumplirse 1960. En Asia, emergería la China maoísta y Vietnam sería foco de atención por sus largas guerras contra fuerzas extranjeras, donde Francia primero y luego Estados Unidos conocerían la derrota frente a las armas campesinas y guerrilleras al mando de Ho Chi Minh. La India, por su parte, comenzaría su largo camino hacia el desarrollismo industrial, cuyos resultados la convirtieron actualmente en un país de gran capacidad manufacturera.

América latina, sin embargo, no viraría hacia gobiernos revolucionarios ni contestatarios en este decenio –exceptuando la llamada revolución boliviana de 1952; casos como la Argentina y Brasil intentaron la aplicación de políticas industrializadoras y modernizadoras del Estado, en consonancia con las políticas de bienestar europeas que se daban a la orden del día. Pero, todavía los regímenes conservadores de laya latifundista, militar y eclesiástica dominaban la escena continental.

Sin embargo, a partir de la década del 60’, en el auge de la Guerra Fría, cuando se disputaba con la URSS el liderazgo mundial, la revolución de Fidel Castro, el Che Guevara y el pueblo cubano le hizo notar que ya ni siquiera podía confiar la defensa del sistema capitalista a los mandamases de su propio continente. De modo que progresivamente se entrometería subrepticiamente en las regiones americanas con el fin de analizar y luego actuar para destruir los focos insurrectivos y revolucionarios que se gestaban con cada vez más fuerza al interior de las clases populares y media. Y es bajo la luz de estos hechos que nacería el denominado Plan Camelot.

¿Pero en qué consistía este denominado “plan”? En un principio fue presentado en diciembre de 1964 como una investigación antropológica financiada por la National Science Foundation y patrocinada por la Universidad de Washington, que se iniciaría en Chile primero y luego sería extendido por toda América Latina. Éste era llevado a cabo por el ex atleta chileno y licenciado en Ciencias Antropológicas en la Universidad de Pittsburg, Hugo Nuttini[i]. Por supuesto, nadie tenía por qué desconfiar de un trabajo destinado al análisis de los niveles de vida en tierras andinas…Pero, no tardarían en salir a la luz las reales intenciones del gobierno yankee.

El sociólogo noruego Johan Galtung denunciaría públicamente que había sido contactado con el fin de ser miembro de las altas esferas de planificación del Plan Camelot, lo que había rechazado rotundamente. Él se preguntaría: “¿cómo puede el Ejército (norteamericano) utilizar los conocimientos de la ciencia social para reprimir guerras internas con más eficacia que lo hizo en el caso de Vietnam, por ejemplo, o en Cuba?”[ii].

El Parlamento chileno, alertado ya de los hechos de espionaje llevados a cabo por Estados Unidos en sus propias fronteras, lanzó una investigación comandada por la Comisión Investigadora de la Cámara de Diputados. Las conclusiones resultaron reveladoras: durante quince semanas de trabajo, de diciembre 1964 a junio de 1965 fueron entrevistados doscientos civiles chilenos, treinta y ocho generales del Ejército, a la vez que otros tantos cuestionarios fueron distribuidos a oficiales de la Escuela de Guerra y Escuela Politécnica de las Fuerzas Armadas[iii]. Los objetivos de este supuesto trabajo etnográfico serían los de verificar si estaban dadas las condiciones sociales para que Chile acogiese el socialismo. Así, como lo describiese el periodista y Premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez: “fue una investigación subrepticia, mediante cuestionarios muy precisos, sometidos a todos los niveles sociales, a todas las profesiones y oficios, hasta en los últimos rincones del país, para establecer de un modo científico el grado de desarrollo político y las tendencias sociales de los chilenos”[iv].

Todo y todos eran analizados, opiniones, dudas y temores, novelas, diarios y poemas; creencias, valores e ideologías, esa intimidad de la vida andina llenó hojas y hojas que iban a parar al Departamento de Defensa de EE.UU. No por nada sería Chile el laboratorio americano contra la llamada lucha anti-subversiva. Como marcase García Márquez, “después de la operación Camelot, los Estados Unidos sabían a ciencia cierta que Salvador Allende sería elegido presidente de la república.[v] Precavidos, tuvieron tiempo  más que suficiente para planificar la llegada de Pinochet al gobierno en ese  11 de septiembre de 1973, y  poder así eliminar cualquier vestigio de lucha por una sociedad más justa.


[i] Centro de Estudios Miguel Enriquez (CEME), Búsqueda de Verdad y Justicia. Chile, la dictadura militar 1973-1990. En: http://docs.google.com/viewer?a=v&q=cache:S7btM8iRMeIJ:www.javiergiraldo.org/IMG/pdf/VyJ/03Chile.pdf+plan+camelot&hl=es&pid=bl&srcid=ADGEESi5iUgmpQ_oXFh3ADQKbB9lmyqVQFQ74FZ9GWYgHYonB8jvrRE5ULjr51SkhDhZjp2_7Fdodh2eyWw5mw7au0yBA4tIshFf9UcsghaulFLhAA3Ucv-Qm6R8ucg_7pbPicPHMEyy&sig=AHIEtbQ84RK6R-MAUYi_3ES4YRpcoaw8HQ Fecha de consulta: 24/3/2011

[ii] Íbid, Cit. i.

[iii] www.rrojasdatabank.info/alle0000/mallch2n.pdf Fecha de consulta: 24/3/2011

[iv] http://www.analitica.com/bitblio/ggm/tragedia.asp Fecha de consulta: 24/3/2011

[v] Íbid, Cit. iv.

Comments are closed.