Expresar para la transformación y el cambio

Sara Hebe contesta, esta vez sin cantar, preguntas concretas. Cuenta de sus inicios, viaje a Venezuela y el lugar que ocupa el Hip Hop dentro de la cultura argentina.

Ahí a la vueltita de Plaza Francia empezó todo, tras subir las escaleras circulares del globalizadísimo Hard Rock Café y pasar a unos cacheadores vestidos de traje, “seguridad” más que acorde para el festival Dr. Lemmon Attack. Ahí es que adentrándose y subiendo unas escaleras,  Sara Hebe mostraba un contraste con el entorno.

Acompañada por dos amigas, comienza con sus canciones frontales, puteando el no agite, reinventando con sus covers y movilizando piernas de aficionados.

La primer pregunta es casi obvia: ¿Por qué una persona con un mensaje tan marcado llega a tocar en un festival llamado Dr. Lemmon Attack? Ahí es que sentencia: “Me invitaron y me pagan; sino ni en pedo toco acá”. Salvada la gran incógnita previa, Sara Hebe agarra el grabador y espera para responder, esta vez en prosa.

¿Cómo te iniciaste en la música?

Empecé en el 2007 aproximadamente a escribir letras pero viniendo de otro palo, metida en una obra de teatro popular llamada Maquinando y a la vez bailando Hip Hop con la mejor maestra de acá. Si bien siempre me gustó este género, eso de bailar con alguien bien “power” y bien de la cultura, me hizo meter el ritmo en la sangre y empecé a escribir. Vengo de otras movidas también: de escuchar rock, cumbia y bailar murga. Me junté con amistades del rap y otra gente que está en el primer disco que hice (La Hija del Loco).

Estuviste de gira por Venezuela y Colombia. ¿Qué recordás de ese viaje?

Me invitaron a tocar a Venezuela el colectivo HHR (Hip Hop Revolución), es un colectivo que está hace unos años. Lo inició acá Manuel Kushen que está metido en la movida del Hip Hop  y sabe mucho de rap. Yo le comenté a Karen de Actitud María Marta que tenía ganas de ir Venezuela y me dijo que le pregunte a Manuel que onda. Le pregunte por la gente de la cumbre y son los mismos que del colectivo HHR, que son los que la organizan la cumbre internacional de hip hop en Venezuela hace seis años. Tienen un trabajo social de base en toda Venezuela. Ellos hacen las EPATU (Escuela Para el desarrollo de las Artes y Tradiciones Urbanas) con facilitadores y gente que instruyen a pibes de los barrios al Hip Hop como medio de inserción escolar y social. Les enseñan Rap, producción musical, Break Dance y graffiti. Es toda una movida de trabajo social que se cierra con los egresados de las EPATU, que dura varios días y así es que conocí varios barrios. Después me fui a Colombia pero sólo hice una fecha en un bar, con unas bandas de rap de allá. Fue una experiencia de aprendizaje sobre todo, ver la revolución que se esta gestando allá en Venezuela con gente muy comprometida y un trabajo social muy fuerte.

Desde el momento que empezaste a hacer Hip Hop, ¿qué mensaje tenías en tu cabeza con ganas de transmitir?

Tenía ganas de hacer poesía, decir lo que siento, lo que pienso y lo que veo en la realidad; dando mi opinión de lo que pasa en la calle.

¿Qué rol creés que ocupa el Hip Hop dentro de la cultura argentina?

Cada vez esta tomando más espacio, hay más bandas y muchos pibes que están tirando buenas letras. El Hip Hop es una herramienta para el cambio social porque desde un principio es un estilo que se utiliza para la demanda y la denuncia. Si bien hacía teatro y también hacía algo político y popular; el Hip Hop además de usarlo para expresarnos y para hacer poesía con ritmo, es para ver que cambio se puede lograr con esta herramienta.

¿En qué lugares solés tocar?

En donde me invitan voy ya sean ferias populares, algún desalojo o movidas contra la represión. Es la primera vez que se me presenta como una contradicción tocar porque empezé hace poco y me empiezan a llamar para movidas con sponsors; que es totalmente inherente al sistema. Nosotros escribimos en contra de esto y también a veces nos presentamos en estos medios, pero bueno, uno se expresa y también lo hace; te ves ahí acorralada Es la primera vez que pinta una cosa así, es una promoción de la marca de ellos pero la entrada es gratis y le están dando espacio a las movidas urbanas. La esencia está en no dejar de ir a los otros lugares que son los necesarios para un cambio.

NOS se pregunta cuál es el rol del “artista”, ¿Cuál creés que es?

Hay muchas camadas de artistas diferentes. Antes de ser artista, hay que ser persona y ser pueblo. Es más para el pueblo que para público. Lo importante es poder expresar toda la mierda que pasa, para la transformación y para el cambio.

¿Qué futuros planes tenés?

Ahora incorporé a mis amigas (Carolina y Sheryl) que están en los apoyos. Estoy preparando mi segundo disco, tengo que ponerme a hacer nuevos temas. También siempre está la idea de seguir tocando a full y apoyar las luchas sociales.

Se comenta el fin de la entrevista, Sara sigue con el grabador en la mano, faltaba el remate: “Bueno, muchas gracias a la revista por hacerme esta entrevista, acá Sara Hebe más que una artista, ciudadana”.

Para escuchar: www.myspace.com/sarahebe