De mujeres y de pelotas

Con palabras de mujer, con sentimientos de futboleras, con corazón de hinchas, la literatura del deporte abre un nuevo panorama y arma una lista de cuentos que narra historias de gambetas y gritos de gol con voces de señoritas en un libro de Ediciones del Dragón.

La literatura y el fútbol se visten de mujer. 27 cuentos, 27 historias cortas, 27 anécdotas, inspiradas en el fútbol, se juntaron en un libro que logró recopilarlas: mujeres con pelotas. Un libro que busca desde una editorial independiente reivindicar el papel de la mujer en este deporte para darle el rol protagónico que muchas veces no le dan, para contar y narrar desde el punto de vista de la madre, de la hija, de la hermana, de la enamorada, de la indecisa, de la hincha fanática, de la jugadora o simplemente, de la mujer.

Desde un amor platónico e ideal hacia un jugador de fútbol, hasta tratar de arreglar una relación amorosa que iba hacia el fracaso viendo un Barcelona-Real Madrid. Desde historias de vida y un deseo de jugar en primera, de cábalas llevando un perro a una tribuna de una cancha, hasta la pasión eterna e inoxidable que siente por un club y los colores de la camiseta, el libro de de la editorial Antología del Dragón recorre todo el territorio de este deporte desde la mirada de la mujer, esa mirada que por muchos años la esquivaban, no la tomaban en cuenta y que hoy se quiere ganar un lugar, ésta vez desde la literatura.

Un libro que es un aporte original, distinto, que no pierde nunca la magia que inspira esa “pasión de multitudes” que genera el fútbol, pero esta vez contado desde el punto de vista de estas “mujeres con pelotas”. Estas 27 luchadoras que en 190 páginas y con una prosa muy coloquial y tradicional pelean contra todo para tratar de hacer entender que ese sentimiento descontrolado que se siente al jugar a la pelota, al ir a un estadio, al recordar momentos gloriosos y al escribir sobre este deporte, también es para todo el género femenino.

¡Dale campeón!… ¡Dale campeón! de Elena Cabreras

Con los brazos en alto y el grito

con fuerza en la garganta

para expresar la pasión

el sentimiento

que fluye como una granada a punto de estallar

¡Dale campeón! Dale campeón!

Es tan grande este amor

que aprendí desde niña

a quererte y mirarte en el espejo

del tiempo que no deja de correr

que te sigue a todas partes

¡Dale campeón!

“Esta hinchada está re loca

y la vuelta quiere dar

en las buenas yo te sigo

te sigo a donde vas…”

Aquí estoy

Entregada por fin a mi destino

De náufrago constante

¡Dale campeón!

“Y en las malas yo te juro

nunca te voy a dejar…”

porque tu voz me llega con el lenguaje del silencio

que sólo clama en los parajes de la soledad

¡Dale campeón!

Estoy. Como siempre. Como nunca.

Con el pavor de perderme en las cascadas del viento

que me arrastra

hasta caer en el acantilado del mundo

donde quedan sepultados los espejos de la infancia

¡Dale campeón!

“Yo te sigo a todas partes

te llevo en el corazón

sos pasión de multitudes

¡Dale campeón! ¡Dale campeón!