La lucha y el vacío Permanentes

Por la Sección Sociedad

Mujeres creando. Creando conciencia. Generando poder popular. Hombres también, claro. Porque si es poder popular, es un poder de todos. Para Todos. Para Siempre. En un número de Nos dedicado íntegramente a la mujer, y sus diversas luchas, permanentes, dos hombres son protagonistas de esta nota Editorial. Pablo Pimentel es el titular de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de La Matanza. La batalla de este militante social es Permanente. No claudica. Ni antes. Ni ahora, luego de haber sido amenazado de muerte en Ciudad Evita, su lugar en el mundo, por defender los derechos humanos de cientos de personas que viven en el barrio Tierra y Libertad. Tierras olvidadas, recinto lleno de vida, de sueños, se construido en base al esfuerzo de los vecinos, víctimas constantes de las amenazas de desalojo por parte de la Municipalidad de La Matanza. Por la Tierra, su tierra, ellos buscan la Libertad.

Por su Tierra, por su Libertad y la de sus prójimos, Jorge Julio López militaba en sus años de juventud soñando un futuro mejor,un mundo para todos. Lo detuvieron, lo desaparecieron, lo torturaron. Le cagaron la vida. Hace cuatro años, lo volvieron a desaparecer. Duele la injusticia. La impunidad que camina sin ruborizarse por la calle. La calle, esa que se llena de vacío cuando se recuerda a Jorge Julio López. La calle, esa que tendrá un vacío Permanente.